Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

El PSOE descarta negociar antes del pleno una rebaja en la subida del IBI a las empresas

Los socialistas están dispuestos a que no se apruebe la revisión de la contribución si CHA cumple su amenaza de votar en contra.

Si CHA invitó el lunes a los socialistas a recapacitar antes del pleno del viernes sobre su propuesta de subir el IBI un 20% a las grandes empresas, el PSOE dio ayer su respuesta: no habrá negociación. El grupo que lidera el alcalde Belloch anunció que está dispuesto a perder la votación del IBI en el pleno y que no se revise ni siquiera el IPC en el caso de que CHA cumpla su amenaza de cambiar el sentido de su voto en comisión (abstención) y rechazar la ordenanza. Si los nacionalistas se oponen, no habría mayoría suficiente para aprobar la actualización del tributo, dado que el PP y el PAR ya han anunciado su voto contrario.

El vicealcalde y responsable de Economía, Fernando Gimeno, fue claro. "Que CHA haga lo que tenga que hacer. Si decide cargarse toda la ordenanza del IBI, algo con lo que no está de acuerdo, que lo haga, que vote con el PP y el PAR. Es muy sencillo", afirmó.

Cinco millones menos

Dio otro dato: si CHA frena la ordenanza del IBI al sumar sus votos con los del PP y el PAR, el Ayuntamiento perderá cinco millones de euros en 2011, ya que el tipo impositivo permanecerá invariable. La congelación fiscal afectaría a todos los ciudadanos, no solo a las empresas.

Mientras tanto, CHA siguió jugando al despiste e insistió en que no desvelará su posición definitiva hasta el viernes, en el pleno que debe ratificar la propuesta de ordenanzas del gobierno. Su portavoz, Juan Martín, afirmó que "la posición más ponderada" es la suya, con un incremento del 10% para los inmuebles no residenciales con un valor catastral de más de un millón de euros. "Al final se tiene que imponer cierta cordura", dijo. Opinó que el PSOE "se está metiendo en un berenjenal" al mantener su propuesta con IU.

Subrayó que el viernes se decidirá la aprobación inicial de las ordenanzas fiscales, y que después se abrirá un proceso de alegaciones en el que se podrían admitir modificaciones. De este modo, quiso relativizar la importancia de que el IBI no saliera aprobado, ya que todavía queda la aprobación definitiva. No en vano, el propio Gimeno ha dejado caer que en esa fase se podrían aceptar propuestas que matizaran la subida del IBI a las empresas.

El otro protagonista de la partida que se ha abierto con las ordenanzas fiscales, el PAR, avisó de que no va a cambiar su voto. Se opondrá a la subida del 20% que plantea su socio, con IU, con vistas a lograr un acuerdo con la patronal durante la fase de alegaciones y resolver sus discrepancias con el PSOE en la aprobación definitiva de los impuestos y tasas en diciembre.

El portavoz aragonesista, Manuel Blasco, se mostró molesto con el juego que ha abierto CHA esta semana, aunque dijo que apoyará su propuesta de incremento del 10%, en el caso de que la mantenga, no porque la apoye, sino como "mal menor". El presidente del PAR, José Ángel Biel, manifestó su oposición a la subida de impuestos, tanto del IBI como del IAE. "Las políticas de izquierdas no sacan a los países de la crisis. Las empresas son las únicas que crean empleo", declaró.

El PP redobló sus críticas ayer ante los problemas de Belloch para sacar adelante sus ordenanzas. Su portavoz, Dolores Serrat, subrayó "el desencuentro" entre PSOE y PAR y "la debilidad" en la que se encuentra el gobierno.

Etiquetas