Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

FIESTAS DEL PILAR

El Ayuntamiento estudia actuar contra la promotora del Espacio Z

Esperará a que Delegación concluya su expediente para adoptar medidasDice que la carpa de Valdespartera pasó su inspección y atribuye el bloqueo de puertas a una manipulación a posteriori.

Imagen de archivo de las filas a las puertas del Espacio Z en el recinto ferial de Valdespartera.
El Ayuntamiento estudia actuar contra la promotora del Espacio Z
E. CASAS

El Ayuntamiento "se reserva la posibilidad de adoptar medidas" pero esperará hasta ver cómo se resuelve el expediente abierto por Delegación del Gobierno sobre las irregularidades en la carpa de conciertos de Valdespartera. La Policía denunció que durante el concierto del pasado día 10 las puertas de emergencia estuvieron bloqueadas por barras de hierro, por lo que se comprometió la seguridad de los 15.000 asistentes.

Fuentes de Servicios Públicos aseguraron ayer que "la instalación de la carpa Espacio Z fue revisada antes de su puesta en funcionamiento por los Bomberos y por la Oficina Técnica encargada del tema, y se observó que todo estaba en correcto estado".

Oficialmente dice no disponer aún de datos directos (aún se están instruyendo las diligencias y conformando el expediente de Delegación del Gobierno) "sobre las acciones que, presuntamente y a posteriori, hubieran modificado lo aprobado en la inspección original y que habrían sido detectadas por la Policía Nacional". Así, si se confirman esas arbitrariedades, "el Ayuntamiento se reserva también la posibilidad de adoptar las medidas que estime conveniente", probablemente a través de alguna multa económica que podría restarse de las fianzas que acostumbran a depositar las gestoras en estos eventos.

La empresa que explotó el Espacio Z, una UTE capitaneada por Waiter Music S.L., ha avanzado que presentará alegaciones contra el expediente administrativo, y buena parte de su argumentación se centra en las malas condiciones del terreno de Valdespartera, dado que está sin asfaltar y, después de la tormenta del día 9, el lodo imposibilitó que las puertas se abrieran correctamente. La empresa organizadora de los conciertos asegura que el Ayuntamiento no debería realizar las concesiones en estas condiciones, a lo que el Consistorio alega que ellos ceden el terreno pero no deciden cómo se estructura y orienta la carpa, dónde se sitúan las entradas y salidas, ni tienen decisión en cómo se dispone.

La explotación de la carpa del Valdespartera se concede por dos años prorrogables, a uno más, e, incluso, a un cuarto (lo que sería el máximo). Este 2010 se ha cumplido el tercer año de concesión a la citada UTE, que lleva -por tanto- programando en este espacio las tres últimas fiestas del Pilar. Todo parece indicar que no habrá una cuarta, porque para ello las dos partes deberían ponerse de acuerdo lo que, con las actuales desavenencias, parece aventurado. Si no se prolonga la concesión un año más, el Espacio Z saldría de nuevo a concurso.

Según ha trascendido, las principales irregularidades se dieron el día 10 durante el concierto del DJ francés David Guetta. Este artista fue el único capaz de llenar el recinto y justo después de su actuación y de la de Calle 13 y Bebe (el lunes 11), los promotores aprovecharon los dos días de parón (hasta el jueves 14 no volvió a haber recitales) para adquirir unas puertas antipánico en Madrid, que instalaron el día 13.

Un plan de 25.000 euros

Los problemas acaecidos en Valdespartera también llegarán al debate municipal, porque el concejal del Partido Popular Sebastián Contín confirmó ayer que preguntará en comisión por el expediente abierto por la Policía Nacional. Contín, además, considera que el Ayuntamiento, "como responsable de la concesión administrativa, era también corresponsable en la supervisión y cumplimiento de las condiciones de seguridad del recinto".

En este sentido, los populares indican que "se produjo un serio problema de coordinación que se ha traducido en una organización irresponsable que podía haber desembocado en una calamidad". El PP recuerda que el Ayuntamiento ya formalizó un contrato para redactar un plan de emergencia y seguridad en el Espacio Z que costó más de 25.000 euros. "¿Para qué querían ese plan, si no garantizan su cumplimiento?", se pregunta.

Contín asegura, además, que no es la primera vez y que "ya en 2009 hubo problemas en los accesos que no se han solucionado y que retrasan, además, la entrada a los conciertos", aunque desde Servicios Públicos se asegura que los únicos problemas de los últimos años fueron de transporte (masificación al subir a los autobuses) y que estos, año tras año, se han ido solucionando.

Etiquetas