Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

SEGURIDAD

Biel quiere atribuir funciones rurales a la unidad adscrita de la Policía Nacional

El vicepresidente del Gobierno saludó ayer los nuevos 33 agentes que se suman a la plantilla.

José Ángel Biel y Rogelio Silva, acompañados por el comisario José Luis Lázaro, durante la visita.
Biel quiere atribuir funciones rurales a la unidad adscrita de la Policía Nacional
DGA

El vicepresidente de aragón, José Ángel Biel, no tiene intención de conformarse con las actuales competencias de la Unidad Adscrita de la Policía Nacional sino que la considera solo el "germen" de una futura Policía Autonómica de Aragón. En consecuencia, tal y como explicó ayer, ve necesaria una "ley puente para pasar de las competencias actuales a las de las policías autonómicas creadas al uso", como la vasca o la catalana.

De esta forma, se culminará un "proyecto político de gran envergadura" dijo, aunque precisó: "No vamos a hacer una policía autonómica como tienen en otras Comunidades porque nos parece que estamos magníficamente bien servidos con la Policía Nacional".

José Ángel Biel hizo estas declaraciones durante la visita que, acompañado por el consejero de Política Territorial, Justicia e Interior del Gobierno de Aragón, Rogelio Silva, efectuó a la comisaría de la Unidad Adscrita de la capital aragonesa. El objetivo era dar la bienvenida a 33 nuevos agentes que sumados a los actuales sitúa en 140 el número de policías que actualmente prestan servicio en Aragón (101 en Zaragoza y el resto en Huesca y Teruel).

Este incremento de la plantilla permite, según explicó, que puedan asumir nuevas competencias, como figura en el Estatuto de Autonomía. Hasta hace poco los agentes vigilaban edificios y custodiaban autoridades. A partir de ahora se podrán dedicar a menores, medio ambiente urbano y juego. "E incluso violencia de género", añadió. "Hay que seguir incrementando la unidad tanto en policías como en competencias", dijo y acto seguido añadió: "Me parece una buena idea que puedan hacer servicios en el medio rural, aunque habría que hablar con las comarcas". El vicepresidente manifestó que cuando se llegue a los 200 funcionarios acordados con el Interior, se podrían buscar fórmulas de colaboración con otras administraciones públicas y que los agentes se "podrían trasladar a determinados acontecimientos (de los pueblos) para ejercer sus funciones".

Lo que descartó con el aumento actual de plantilla es que asuman más custodia de personalidades, en detrimento de la seguridad privada y ante la actual tregua de ETA. "En el presupuesto no se ha concretado nada", aseguró el vicepresidente.

Etiquetas