Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

DÍAS FESTIVOS

Los sindicatos amenazan con una huelga si se mantiene la apertura del comercio en San Jorge

UGT, CC. OO. y OSTA emprenden una campaña conjunta para exigir al Gobierno aragonés que rectifique.

Representantes de CC. OO., OSTA y UGT informan de su campaña a una ciudadana.
Los sindicatos amenazan con una huelga si se mantiene la apertura del comercio en San Jorge
J. M. MARCO

Más que una advertencia, es un ultimátum. Los sindicatos están en pie de guerra por la decisión de establecer el próximo 23 de abril, San Jorge, como uno de los ocho días de apertura en festivo para los comercios en 2011. Por el azar del calendario, la reivindicativa fecha coincide con el puente de la Semana Santa. Si el Gobierno aragonés no da marcha atrás en la orden aprobada por Industria, los representantes de los trabajadores del comercio convocarán una huelga para ese día. Una protesta que, de celebrarse, confían en que será masiva dada la "indignación" de los asalariados.

Las federaciones de comercio de UGT, Comisiones Obreras y la Organización Sindical de Trabajadores de Aragón (OSTA) presentaron ayer la campaña conjunta que van a efectuar con objeto de hacer fuerza ante la DGA. Los tres colectivos alcanzaron la semana pasada un acuerdo para aunar esfuerzos.

Aún han de definir la hoja de ruta relativa a las actuaciones, pero sí está claro que en breve comenzarán una recogida de firmas entre los empleados del sector. La actividad se prolongará hasta finales de noviembre. Y en principio, entre el 7 y el 11 de ese mes, también recabarán apoyos entre la ciudadanía, ya que quieren que muestre su opinión. OSTA había iniciado hace unos días por su cuenta una recogida de firmas en el ámbito de Zaragoza, donde llevaba más de 4.000.

Las rúbricas son solo una primera fase. Los tres sindicatos anunciaron que pedirán reunirse con Arturo Aliaga, consejero aragonés de Industria, Turismo y Comercio, al que le entregarán las miles de hojas recogidas. Si en ese encuentro no hay una "rectificación" y se deja de contemplar el sábado 23 de abril de 2011 como fecha de apertura en festivo, antes de final de año organizarán una concentración masiva.

Y, si fuera necesario, como última medida de presión reflejaron su intención de que la jornada de San Jorge sea de huelga. "Si el día de Aragón tiene que ser reivindicativo, lo será", enfatizó Emilio Alloza, secretario general de la federación de comercio de CC. OO.

Como adelantó HERALDO la semana pasada, el malestar existente entre los empleados de comercio y, por extensión, en los sindicatos (Fetico y Fasga, con representación, también están en contra de que se trabaje el 23, si bien no se han adherido a la campaña) reside en que no podrán disfrutar por completo del puente del 21 al 24 de abril. Con el problema que ello supone para conciliar la vida laboral y la familiar.

Esos días, los más representativos de la Semana Santa (de Jueves Santo a Domingo de Resurrección) son festivos, pero deberán desempeñar sus ocupaciones en San Jorge (esta vez Sábado Santo), la fecha más significativa para la Comunidad. Así lo estableció la DGA después de consultarlo con los agentes con peso en el sector. Por ley los establecimientos no pueden permanecer cerrados más de tres días por cuestiones de abastecimiento. Los afectados son las grandes superficies y los locales con una superficie de venta superior a los 300 metros cuadrados.

 

"Falta de sensibilidad"

El representante de CC. OO. apuntó que respetan la normativa, aunque dudan de que hoy día se produjeran situaciones de desabastecimiento a pesar de que las tiendas estuvieran con la verja echada cuatro días consecutivos. Alloza consideró que las empresas y sus asociaciones han pecado de "falta de sensibilidad" con sus trabajadores. Calificó lo ocurrido de "agresión innecesaria" de las compañías, y acusan a la DGA de connivencia.

En esa línea, Ángel Jaso, de UGT, resaltó que el Ejecutivo aragonés es "responsable" y actuarán en consecuencia. "Labordeta estaría en contra de abrir el 23 de abril", comentó Jaso cuando criticaba la actitud de los políticos. Él y sus compañeros Alloza y Roberto Seral, de OSTA, lamentaron que los empleados de comercio siempre salgan malparados.

Aseguraron que entre los tres sindicatos representan a más del 80% del sector y que han de tenerles en cuenta. No entienden por qué no gozan de más peso a la hora de fijar las fechas de apertura en festivo, y reprocharon la gestión de la DGA en ese punto.

Los ataques no quedaron ahí y, como ejemplo, apuntaron que las autoridades de Castilla y León tuvieron la deferencia de no obligar a la apertura de los comercios el 23 de abril (festividad regional). Al contrario que las de Aragón.

Etiquetas