Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

DÍA DE LA PROVINCIA

Lambán pide más dinero para ayuntamientos y comarcas

La DPZ organizó una comida para alcaldes a la que asistieron 600 personas, entre ellas Iglesias, que hizo bandera del municipalismo.

Iglesias y Lambán, antes de pronunciar los discursos previos a la comida de la DPZ.
Lambán pide más dinero para ayuntamientos y comarcas
PEDRO ETURA/A PHOTO AGENCY

La Diputación brindó ayer a los alcaldes la tradicional comida con motivo de las fiestas del Pilar. Su presidente, Javier Lambán, aprovechó la asistencia del aún inquilino de la DGA, su jefe de filas Marcelino Iglesias, a la celebración del Día de la Provincia para pedir más dinero destinado a ayuntamientos y comarcas, en línea con el aumento de las inversiones en 2011 por parte del Estado en la administración local.

El dirigente de la institución provincial no se salió del guión y rehuyó cualquier polémica o declaración con doble sentido que rompiera el ambiente distendido de una jornada de convivencia en la Ciudad Escolar Pignatelli, la segunda cita anual de la DPZ dedicada a los alcaldes (el otro encuentro se desarrolla en honor de la patrona, Santa Isabel de Portugal, en verano).

Al Día de la Provincia acudieron 265 regidores, además de sus acompañantes (familiares o ediles) y autoridades provinciales, autonómicas (el propio Iglesias y varios consejeros) y de la Delegación del Gobierno. En total hubo unos 600 invitados. Como en años anteriores, no asistió Juan Alberto Belloch, alcalde de Zaragoza, representado por su número dos Fernando Gimeno.

Lambán se congratuló de que los ayuntamientos, dentro del fondo de participación de tributos del Estado, vayan a recibir en 2011 un 9% o un 9,5% más que en el ejercicio anterior. En consonancia, solicitó a la DGA incrementar las ayudas a las corporaciones locales en la misma medida y, de paso, impulsar la financiación de las comarcas, unas entidades que, a su juicio, se encuentran en una situación “tan agónica” como los ayuntamientos debido a la disminución de las aportaciones. El socialista anunció esta petición en declaraciones a los medios, si bien en su discurso ante los invitados no hizo mención de ello. A buen seguro se lo propuso a Iglesias en el transcurso de la comida.

El también alcalde de Ejea de los Caballeros se mostró optimista por las noticias procedentes de Madrid relativas al municipalismo. Recordó que el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, se comprometió en el Senado a negociar con el PP el futuro de la financiación local. Y, lo que es más importante, que el gabinete de Zapatero ultima el borrador del nuevo estatuto del gobierno local. Un elemento clave para definir las bases de las competencias municipales y el papel que han de jugar las diputaciones provinciales. En este punto, Lambán apostó por el diálogo fluido e instó a la DGA a que tenga en cuenta el parecer de los ayuntamientos. Asimismo, consideró que los parlamentos autonómicos “deberían esperar a legislar sobre su régimen local hasta que se apruebe la ley nacional para que no haya discordancias ni contradicciones”.

Trabajar por Almunia

Por otro lado, Lambán cerró la controversia en torno a la elección de la sustituta de Iglesias, Eva Almunia. Reconoció que el proceso “podría haber sido distinto”, si bien apuntó que no va a hablar más del asunto, ya que es tiempo de “trabajar para que Almunia sea la próxima presidenta de Aragón”. Por lo tanto, vino a decir que ha enterrado el hacha de guerra.

El Día de la Provincia estuvo marcado por un cierto tono de despedida. Como resaltó Lambán, ayer fue “la última vez” en la que Iglesias acudirá al acto. En su discurso, el presidente aragonés aseguró que en su trayectoria política ha aprendido que las administraciones públicas “nunca tienen suficiente dinero, ni en tiempos de escasez ni de abundancia”, por lo que añadió que han de ser capaces de amoldarse a las distintas situaciones. A continuación, subrayó que esta ha sido la etapa “de más inversiones de todo el trayecto democrático de las administraciones locales”.

Iglesias quiso hacer bandera del municipalismo y alabó el servicio que prestan los alcaldes de los pequeños municipios. En ellos, “ser alcalde es ser todo”, incidió.

Etiquetas