Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

diario de un redactor

Top manta o top alforja, qué más da

Un redactor de HERALDO se pasará todos los Pilares vestido de baturro y con 150 euros en adoquines y frutas de Aragón.

Los adoquines de estraperlo de Víctor, entre deuvedés y cinturones
Top manta o top alforja, qué más da
V. M.

14.00 No me gusta este juego. Siento que en cualquier momento me voy a romper un tobillo: estas alpargatas no agarran un pimiento. La faja se me cae todo el rato, todavía no he conseguido una alforja para meter el móvil y las llaves y, lo peor de todo, es que no tengo ni un solo euro en efectivo. Si no me pongo a vender adoquines, ni podré comer, ni me podré ir de fiesta esta noche.

14.05 Salgo a la calle con cinco kilos de adoquines en la mano. ¡Toma, valiente!

14.07 Se me suelta la faja. Me la pongo como puedo.

14.15 Consigo convencer a uno de Huesca para que me compre seis adoquines. ¡Esto tiene mucho mérito, eh!

14.18 Se me suelta la faja. Me la pongo como puedo.

14.22 Les cuelo otros seis adoquines a un grupo de tudelanos preocupados porque en los bares de Zaragoza no hay música a estas horas. Les explico que esto no son los Sanfermines y les mando al Tubo para que se entretengan un rato. No, si en el fondo le vengo bien al Ayuntamiento, aunque venda adoquines sin licencia. Si algún día me detienen les contaré esta anécdota para que vean que no todo son ilegalidades.

14.26 Se me vuelve a soltar la faja. ¡Jodo, qué lata! Me la pongo como puedo.

14.29 Vendo otros seis adoquines a un grupo de chicas de Ávila. Muy paradas, por cierto. Creo que estaban en toma de contacto con la ciudad. Me quedo un rato para animarlas, que así no se puede venir a los Pilares.

14.30 Veo que una de ellas se arrea el adoquín de golpe. ¡Ala, todo pa’ dentro!. “¡Pero que eso es para chupar, estalentada!”, le digo, “¿no has leído el prospecto?”. La pobre, roja, se saca el adoquín chorreando de la boca y se pone a buscar el prospecto en el envoltorio (entre las coplas).

14.31 No lo encuentra, claro. Bueno, ni ella, ni sus amigas, pobretas. Le recomiendo que, si no es aragonesa, que ni se le ocurra volverse a meter un adoquín entero en la boca, que eso solo lo podemos hacer los de la tierra.

14.36 Se me vuelve a soltar la faja. ¡Tira a cascala, la llevo en la mano que como se me vuelva a soltar la tiraré al Ebro!

14.42 Voy al paseo de la Independencia y me hago un hueco entre los amigos del top manta. A ver si aquí vendo más material.

14.42 Un senegalés que vende perfumes me pregunta por mi mercancía.

14.43 Le digo que son unos caramelos típicos de aquí y le ofrezco uno gratis. Así me lo gano, no quiero problemas con mis nuevos compañeros de acera.

14.43 El muchacho le arrea un mordisco al adoquín y no le saltan los dientes de puro milagro. Le explico que es mejor chuparlo.

14.52 En una hora me he sacado 20 euros. ¡Hoy podré comer bien y (lo mejor de todo) salir de fiesta!

Etiquetas