Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

medallas de la ciudad

Orla de los maños ilustres

Desde ayer, Zaragoza tiene otro hijo adoptivo, cuatro hijos predilectos más y una nueva Medalla de Oro.

Orla de los maños ilustres
Orla de los maños ilustres

El de ayer no era un Pleno común. Y, menos, corriente. Ya se sabía que no habría broncas. Y encima, todos se besaban profusamente: Eva a Luisa, Luisa a José Ángel? Una reunión de amigos, aunque sus apellidos sean Almunia, Rudi y Biel.

Pero no eran ellos el centro de las miradas, no. Había otras seis personas que se iban a llevar los flashes en el Ayuntamiento de Zaragoza y, ante todo, un galardón a casa. La Medalla de Oro de la ciudad, en el caso del presidente de Telefónica, César Alierta; el título de hijo adoptivo para Juan Antonio Bolea; y los de hijos predilectos para el director de la orquesta Al Ayre Español, Eduardo López Banzo; el librero Francisco Goyanes; el guionista y director Ignacio García Velilla y el Consejo de la Juventud de Zaragoza, representado por Vicky Ledesma.

El concejal de IU José Manuel Alonso abrió fuego para glosar la figura de Goyanes, al que confesó su admiración. "Él ha tenido más suerte: ha sido librero en Cálamo y yo me he quedado en concejal", le soltó. Manuel Blasco, del PAR, habló de su compañero Juan Antonio Bolea, del que desgranó su prolífico currículum, con atención a su etapa como primer presidente de la Diputación General de Aragón. Eso sí, sin olvidar anécdotas como su título de campeón de tenis para mayores de 65 años. Por su parte, Juan Martín, de CHA, agradeció al Consejo de la Juventud de Zaragoza sus 25 años luchando por un mundo mejor. "Son jóvenes ni-ni -exclamó el edil-: ni pasan del mundo que les rodea ni quieren falsas promesas". Después, tomó la palabra Dolores Serrat (PP), que agradeció a Eduardo López Banzo "su empeño en conseguir que la música española deje de ser algo exótico". El socialista Carlos Pérez Anadón recorrió la vida del cineasta Nacho García Velilla, desde que sus amigos, a los 14 años, le regalaran una silla de director. Anadón provocó las risas de los presentes cuando avanzó el nuevo proyecto del director de 'Aída', ambientada en el mundo del porno. Sería la primera vez que esa palabra se colaba en un Pleno municipal?

Por último, Juan Alberto Belloch, quien inició su discurso con un emotivo recuerdo a Labordeta, se encargó de nombrar los méritos de César Alierta, "más que por los números, por sus principios", señaló el alcalde. "Creo adivinar una cierta socarronería aragonesa en la mesa de negociaciones", manifestó sobre el presidente de Telefónica.

Tras las fotos de rigor, los homenajeados tuvieron su momento para dar las gracias. Paco Goyanes aprovechó para tirar de las orejas a los concejales por el "preocupante cierre de pymes". También Vicky Ledesma se mostró combativa y expresó la necesidad de políticas de juventud fuertes. Por su parte, Bolea recordó muchos de sus avatares políticos, como el inicio de la lucha por los bienes, mientras López Banzo se acordó de los músicos previamente galardonados. Por su parte, García Velilla contó cómo una vez, en un rodaje, Javier Cámara y el resto del elenco de '7 vidas' no podían parar de reírse por un gag. El actor le dijo a Velilla: "Con estas cosas que escribes, cómo te van a tomar en serio".

El último en tomar la palabra fue un emocionado César Alierta, que mostró su orgullo como zaragozano. "Uno nunca es uno solo por sí mismo", concluyó.

Etiquetas