Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

EN DIRECTO

Guetta, estrella electrónica

El DJ francés, vitoreado en el circuito de clubes y macrofestivales, actúa esta noche en Valdespartera.

Si su hábitat exclusivo no fuera el de las discotecas y los macrofestivales electrónicos, estas fiestas del Pilar no se escaparían de, al menos, contar con una gran figura internacional: David Guetta, que esta noche está en Valdespartera. Pero como ocurre que el trabajo del Dj francés recibe los vítores en el restringido -que no minoritario- circuito de los cubículos discotequeros, pues nos quedamos sin 'gran figura'. Fuera de ese círculo su nombre es absolutamente incógnito.

Guetta ha ganado la intemerata de premios, números uno, reconocimientos y hasta grammies a base de darle al 'house', o electrónica de baile, con sus sesiones y sus cuatro álbumes. Sonido para tener durante horas al personal agitando el esqueleto y balanceando la cabeza de atrás adelante cual autómata.

Ningún despistado se deje caer pues por el viejo páramo del esparto creyendo que se va a encontrar melodías imperecederas o canciones rompecorazones, por ejemplo. Encontrará un ensartado de efectos, sonidos sintéticos y voces apoyadas en bases persistentes para cumplir a la perfección su cometido: que el personal no baje la guardia un segundo. Algo que Guetta consigue plenamente y que, para quien alguna vez ha dirigido la música desde una cabina discotequera, es alcanzar el éxtasis profesional.

Con 'Money' y 'Just a little love' empezaron los primeros éxitos de Guetta, y 'The world is mine' lo consagró en 2005. Ha trabajado con Rihanna, Kelly Rowaland (ex Destiny's Child) y Fergi, entre un arsenal de artistas diversos. Afincado en verano en Ibiza, sus sesiones de los jueves, bajo el denominativo de 'F*** Me I'm famous', que se repiten en otras capitales mundiales, y edita también en disco o pasa por la radio gala, han hecho furor. Por pinchar, lo ha hecho hasta en un avión.

A Zaragoza llega con su último álbum 'One love', con un montón de colaboraciones y su buena ración de pop-house, y recién masajeado masivamente en el estadio Azteca, de México, donde ha actuado con los estadounidenses Black Eyed Peas ante 75.000 personas. Uppp…, ¿y por qué no darle el papel de estrella internacional y así farda el Ayuntamiento?

Etiquetas