Despliega el menú
Zaragoza

fiz

Daddy G: "Mirar atrás no es propio de esta banda"

La banda británica encabeza el cartel del FIZ para la jornada del sábado. Su actuación llegará a las 23.30.

Daddy G (izquierda) y Robert del Naja, el núcleo creativo de Massive Attack.
Daddy G: "Mirar atrás no es propio de esta banda"
HERALDO

Los tópicos delante. Primera visita a Zaragoza, ¿tienen referencias de la ciudad y el festival?

Ninguna, para ser sincero. Pero seguro que pasamos un buen rato.

¿Cómo están funcionando los directos del último álbum, 'Heligoland'? ¿Y cómo se las ingenian para paliar el hecho de que todos sus ilustres colaboradores no puedan estar en muchos conciertos?

Han venido unos cuantos, pero no es fácil cuadrar todas las agendas. Damon Albarn está de gira con Gorillaz, y aun así ha aparecido varias veces. Lo mismo Martina (Topley) y Horace Andy, tendremos algún invitado en Zaragoza.

Regresó usted al grupo y recuperó la onda creativa con Robert del Naja, después de un parón. ¿Cómo se llevan ustedes ahora?

Son 26 años conociéndonos, tío. No es como antes, pero eso no quiere decir nada malo. Nos entendemos, nos respetamos, cero peleas, aunque tenemos nuestras personalidades y tratamos de imponer nuestras ideas, como pasaba antes con Tricky. Pero somos más viejos y sabios, ahora intentamos llevarnos bien.

Ustedes inventaron el triphop, pero la etiqueta se antoja limitante. ¿Están cansados de ella?

Sí... y no. No nos gusta que nos cataloguen, definitivamente es restrictivo? pero entendemos que en un momento dado había una necesidad de terminología: momento que ya pasó. Hacemos hip hop a la inglesa, sin cambiar acentos, aunque la estética sea global: nos gusta la psicodelia... por ahí van las cosas.

Massive Attack tiene fans muy exigentes. Quieren continuismo y novedades al mismo tiempo...

Los primeros exigentes somos nosotros. Antes de hacer música pinchábamos la de otros, así que escuchamos de todo. Lo que nos preocupa es buscar nuevas ideas, tanto en la música como en la estética. La tecnología ayudó desde el principio: no somos músicos virtuosos, sino artesanos de estudio. Pasamos allí muchas horas, hacemos pruebas, experimentamos...

Acaban de sacar un triple vinilo con libro de imágenes de su último trabajo. ¿Es una práctica necesaria cuidar más a los fans leales en estos tiempos de crisis?

Los sellos están desquiciados o arruinados, los nuevos artistas emergen de internet desde sus casas, es como revivir la eclosión del punk en otro contexto, una idea que me gusta. ¿Qué pasa? Que no ganamos tanta pasta, pero somos más libres... y si podemos, giramos más para nivelar las cuentas.

¿Siguen otorgando a la parte visual un cincuenta por ciento de importancia en la puesta en escena, como solían decir y hacer antes?

Las pantallas giran con nosotros siempre, y tienen la misma importancia que la música para nosotros. Por ejemplo, ahora que estamos reforzando nuestro gusto por el hip hop neoyorquino, la estética acompaña el concepto con referencias visuales muy fuertes.

El controvertido vídeo de 'Paradise circus' sobre la historia de una actriz porno de los 70, con imágenes explícitas, levantó una gran polvareda hace unos meses...

¡Nos encanta ese vídeo! Y sí, os hicimos hablar, aunque no fue esa la razón para hacerlo. Es una obra de arte, muy descriptiva, que responde a la mirada curiosa de una persona. No buscamos ir más allá.

Primal Scream ha reeditado su 'Screamadelica'. ¿Harán ustedes lo mismo con 'Blue lines', que salió el mismo año (1991)?

No creo. Mirar atrás no es algo típico de esta banda, vamos para adelante. Fue nuestro primer álbum, un buen disco al que debemos mucho, pero ya está.

Etiquetas