Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

FIESTAS EN CRISIS

Subida de los precios

Apenas quedan entradas para David Guetta, que ya se revenden en internet por más de 100 euros.

En un año difícil y con los bolsillos 'pelados' de antemano, lo que faltaba es que la vida se encareciera los días previos a las fiestas. "Sucede todos los años", afirman no sin cierta resignación en la Unión de Consumidores de Aragón (UCA), donde -sin embargo- animan a "no bajar la guardia durante el Pilar, porque en las fiestas y en las vacaciones la gente tiende a distenderse y pocas veces se reclama".

Desde hace unos días, algunos bares y restaurantes han incrementado ligeramente sus precios intentando aprovechar el tirón de las muchas visitas que se esperan. Una cerveza pasa a costar de 1,40 a 1,50 ? y un café solo también supera la barrera psicológica del euro. Muchos de estos establecimientos se justifican diciendo que con la galopante crisis aún no habían subido los precios este año, que el IPC se ha recuperado y que, claro, la ocasión la pintan calva...

Es una táctica arriesgada, pero "en el pecado lleva la penitencia, porque hará que la gente consuma menos o salga cenada de casa", comenta Olvido Blasco, presidenta de la asociación de consumidores Torrerramona. El sector hostelero sabe que las de 2010 volverán a ser unas fiestas de "más cervezas que cubatas", así que exige más vigilancia contra los botellones, recela de las barras del Ayuntamiento -finalmente solo habrá en Delicias y el parque Grande- y confía en que no se cumplan las desalentadoras previsiones meteorológicas.

Según un estudio realizado por este mismo diario en el Pilar de 2009, las Delicias (donde se concentra la programación infantil) y la Romareda (donde hoy arranca el FIZ) son las zonas más económicas, mientras que el Tubo y el Centro de la ciudad es donde más hay que rascarse el bolsillo para tomarse una cerveza o, incluso, para echarse un bocadillo al cuerpo. Desde las asociaciones de consumidores se recomienda atención (sobre todo en puestos callejeros y venta ambulante) y recuerdan que todos los productos han de cumplir la normativa legal y que los alimentos (incluso a granel) deben ir correctamente etiquetados.

La música, por las nubes

José Ángel Oliván, presidente de la UCA, considera que el aumento de precios no solo se circunscribe a la restauración porque "estas fiestas del Pilar hay menos actos gratuitos". A pesar de que el Ayuntamiento saca pecho afirmando lo contrario, "los grandes conciertos de otros años se los han llevado todos a Valdespartera y las entradas tienen precios muy altos para los jóvenes y los chavales, que se están quejando", dice Oliván.

La estrella de las fiestas, el DJ francés David Guetta, se lleva la palma. Aunque están apunto de agotarse, aún queda un puñado de entradas para verlo el día 10 en el Espacio Z. Las entradas cuestan 35 euros, pero en internet ya se están revendiendo hasta por 129 euros. Por cierto, que el bulo de que la actuación iba a ser en vídeo ya se ha diluido: Guetta estará en Zaragoza físicamente. Tampoco son baratas las entradas para el FIZ (40 euros un día; 60, los dos), aunque quienes más quejas concentran son los Cantajuegos, un grupo infantil de asombroso éxito, cuyo espectáculo cuesta 20 euros para adultos y otros tanto para los niños. "¿Me gasto 40 eurazos? ¿Y si luego el crío se queda dormido?", "Vivan los precios populares de este Ayuntamiento", se lee en los comentarios de la web del Consistorio, donde también hay quejas sobre el porcentaje que se llevan las cajas a través de las que se compran.

Fuentes municipales insisten en que este año, con un 12% menos de presupuesto, hay programados un 40% más de actos, la mayoría de los cuales son gratuitos. Respecto a los conciertos, comentan que los del paseo de la Independencia o la plaza del Pilar se mantienen (auspiciados por iniciativa privada), que los precios están en la media y que el problema radica en que se juntan varios conciertos en pocos días y eso hace 'pupa' al bolsillo.

Harina de otro costal son las ferias, que este año mantendrán los mismos precios que en 2009, aunque ya entonces el público los consideraba excesivos. Hay 'cacharretes' (los más sofisticados), en los que un solo viaje puede costar hasta 5 euros. Así, entre los caprichos del algodón, las manzanas de caramelo y las entradas para ir al circo, una familia con dos niños puede gastarse, sin despeinarse, unos 100 euros en una tarde. Afortunadamente, los fuegos artificiales continúan siendo gratis...

Etiquetas