Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

HERALDO ABIERTO

Pasando estrecheces en la calle Verónica

Las plazas de aparcamiento situadas en batería en una céntrica vía zaragozana ocupan la mayor parte de sus aceras. Vecinos y conductores sufren la incomodidad de estos estacionaminetos.

Las plazas en batería reducen el espacio propio de la acera.
Pasando estrecheces en la calle Verónica
P. T.

La calle Verónica discurre paralela al Coso, en el centro de Zaragoza, muy próxima al Teatro Principal y el Teatro Romano. Pese a ser una vía amplia, sus aceras no tienen la anchura deseable para transitar por ellas con normalidad.

Parte del problema estriba en los aparcamientos en batería que se encuentran en la acera de los números pares; estacionamientos que 'roban' mucho espacio a la acera y que, por otra parte, resultan demasiado estrechos para coches que son más anchos de lo normal. Este tipo de plazas fueron ubicadas entre los años sesenta y setenta, cuando los turismos que se fabricaban eran de un tamaño más pequeño.

En la actualidad los vehículos que se fabrican tienen mayores dimensiones que los de entonces, sobre todo los todoterrenos, cuyas ventas han aumentado en los últimos años.

La Dirección General de Tráfico dicta, como norma general, que la anchura máxima de un vehículo debe ser de 2,55 metros. En las citadas plazas los turismos caben muy justos. Los vehículos todoterreno como, por ejemplo, el Nissan Qashqai, y turismos como el Renault Megane, los más vendidos en España, tienen dificultades para estacionar correctamente y, con frecuencia, tienen que subirse a los bordillos.

Sin solución a la vista

Pedro Tobías, vecino de la zona, asegura que "si se habilitaran estos aparcamientos en cordón, se ganaría terreno para la acera y el problema quedaría resuelto". Pedro señala que tampoco sería una obra muy costosa para las arcas municipales y mejoraría considerablemente el paso de transeúntes por las aceras de esta vía.

En referencia a este inconveniente, fuentes municipales reconocen que, "efectivamente, existe ese tipo de problema con los aparcamientos en batería más antiguos". Y aclaran que "a corto plazo, no hay nada previsto, ni tampoco ha habido quejas concretas al respecto".

Los vecinos de la zona todavía no se han movilizado en este sentido, aunque sí lo han hecho en otras ocasiones para conservar los árboles de su calle.

Lo cierto es que las plazas de aparcamiento que quedarían en una u otra modalidad de estacionamiento, en batería o en cordón, apenas afectarían a las ya de por sí pocas posibilidades de encontrar un sitio donde aparcar en esta céntrica zona.

Etiquetas