Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

Primeras pruebas del tranvía

La consejera de Servicios Públicos, Carmen Dueso ha visitado, junto al alcalde de Zaragoza Juan Alberto Belloch, la fábrica de CAF para testar el Urbos 3.

El alcalde y la consejera en las instalaciones
Primeras pruebas del tranvía
VíCTOR LAX/EFE

La primera unidad del tranvía que circulará por Zaragoza, que está a punto de concluir los primeros test en la factoría de CAF, donde se ha presentado hoy, se trasladará próximamente a las cocheras de Valdespartera para proseguir un exhaustivo proceso de pruebas técnicas.

Las obras a lo largo del trazado siguen a buen ritmo, cumpliéndose los plazos, lo que está permitiendo que continúen las aperturas de algunas calles cortadas temporalmente al tráfico rodado, ha informado el Ayuntamiento de Zaragoza con motivo de la visita de la consejera de Servicios Públicos y Acción Social, Carmen Dueso, a la planta de CAF.

Así, este fin de semana los zaragozanos podrán disfrutar desde el sábado de una buena parte del renovado bulevar de Gran Vía y mañana, viernes, está previsto que se normalice el acceso a la plaza Paraíso desde el paseo Pamplona.

Actualmente, las obras ocupan el carril más próximo al Paraninfo, en el que se están realizando los trabajos de puesta en marcha de la subestación eléctrica.

A la unidad presentada hoy del Urbos 3, el tranvía que circulará por la Línea 1 de Zaragoza, Valdespartera-Parque Goya, se unirán otras diez unidades que compondrán la flota necesaria para prestar servicio en esta primera fase, ha informado el Ayuntamiento.

Las pruebas serán realizadas por conductores y personal experimentado y discurrirán inicialmente por las proximidades de las cocheras para, progresivamente, ocupar todo el trazado de la primera fase de la línea.

En primavera, una vez estén entregados y probados estos primeros once tranvías, comenzará la denominada "marcha en blanco", que se prolongará por un tiempo máximo de tres meses.

Consiste en un test imprescindible para garantizar el correcto y seguro funcionamiento no sólo de los tranvías, sino de todos los elementos de la infraestructura de la línea (electrificación, comunicaciones, señalización o semaforización).

Se completa así lo que técnicamente se denomina "pruebas de integración".

Antes de que cada tranvía salga de la fábrica se siguen una serie de protocolos tendentes a garantizar la seguridad del vehículo y sus ocupantes, antes de que la unidad empiece a circular.

Ya en la vía, deberá cumplir varias pruebas como un test de frenado, la tracción, el confort, el nivel acústico, la dinámica y otros elementos fundamentales.

El proceso de electrificación del trazado está ya muy avanzado y se han colocado 8.800 metros de hilo de catenaria de los 12.800 totales.

Posteriormente será necesario dotar de energía a la subestación de Cocheras, tomando la corriente de la subestación eléctrica de Endesa, lo que permitirá el inicio de las pruebas del tranvía.

Más adelante, se pondrán en funcionamiento las subestaciones de la plaza Villa de Toulouse y Paraíso.

La energía se toma de las subestaciones de Cocheras y Paraíso, mientras que la subestación de Villa de Toulouse sirve sólo para regularla.

A pesar de que existen dos fuentes de energía, el tranvía puede funcionar perfectamente solamente con una de ellas, por lo que una avería en una no interrumpiría el servicio de transporte y garantizaría su seguridad en todo momento.

La gran ventaja del Tranvía de Zaragoza respecto a otros es el sistema de acumulación de energía, el ACR, que permite que el medio de transporte circule sin necesidad de suministro, gracias a los supercondensadores situados en la parte superior.

Etiquetas