Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

HERALDO ABIERTO

Corredor verde... y descuidado

Falta iluminación pública en el corredor verde entre Oliver y Valdefierro, que presenta, además, algunos puntos negros en su trayecto. La historia no es nueva, pero sí es motivo de hartazgo entre vecinos y usuarios.

El pavimento de madera en las zonas de descanso con bancos está levantado. El aceite o barniz que deberían recibir estas maderas para su mantenimiento brilla por su ausencia.
Corredor verde... y descuidado
MARTÍN ORTÍN TINEO

La historia no es nueva, ni mucho menos, pero la falta de solución a los problemas del corredor verde Oliver-Valdefierro se ha convertido en motivo de hartazgo. Concebido como uno de los proyectos de la Expo 2008 de Zaragoza, este paseo peatonal se deteriora día a día de forma importante. Un problema al que, de momento, nadie parece ponerle fin.

Los vándalos siguen actuando ocasionalmente y campan a sus anchas, mientras el Ayuntamiento busca una solución factible que no sea especialmente onerosa para las exangües arcas municipales.

Sin luz desde mayo

"¿Hasta cuándo vamos a estar sin alumbrado público en el corredor verde? Lleva sin luz desde hace meses y es ya una vergüenza". Así de indignado se muestra Martín Ortín Tineo, vecino del barrio y usuario habitual de la vía verde a la altura de Oliver.

No solo se queja de lo poco que se ve de noche, sino que, además, este ciudadano protesta por los actos vandálicos que sufre el paseo ciudadano. "Desde incendios en los quioscos hasta el robo de sesenta tapas de hierro fundido de los alcorques, vallas rotas por la caída de árboles sin reponer... Es una vergüenza, venga a inaugurar parques y zonas verdes, pero luego nadie los vigila ni los mantiene", afirma Ortín, que ha enviado a Heraldo Abierto un completo 'dossier' de fotografías de denuncia sobre los puntos negros de esta importante vía urbana.

Contra los vándalos y contra el Ayuntamiento. Ortín dice que "en general el estado de esta zona es impropio de una ciudad que alardea de poner nombres de personajes ilustres a sus zonas verdes, cuando el cuidado y la atención que les presta es casi nulo".

El corredor verde nació con la Expo de 2008 como un gran vial para pasear e ir en bicicleta entre los barrios de Oliver y Valdespartera, al sur de Zaragoza.

Solamente dos meses después de su inauguración oficial, las casetas construidas y pensadas para uso lúdico como quioscos se quemaron y quedaron inutilizables. Desde entonces, las quejas de vecinos y usuarios sobre el mal estado de algunos puntos han sido constantes. Se quejan de que esta nueva vía, que a través de 1,4 kilómetros conecta el camino del Pilón (en Miralbueno) con la autovía de Madrid, no se está manteniendo de la manera más adecuada.

Etiquetas