Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

IMPUESTOS

Belloch afirma que es un "disparate" subir el agua y las basuras "solo el 1,9%"

Gimeno rectifica y ve "lógico y razonable" que el incremento del IAE no afecte a las empresas que están teniendo pérdidas, pese a que proyectaba aumentos fiscales generales.

El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, calificó ayer de "disparate" y de "error solo explicable desde la óptica electoral" la subida del agua y de las basuras del 1,9% que va a pactar su gobierno con IU. El incremento de estas tasas se quedará en el nivel que marcaba el IPC de agosto, pese a que la voluntad del equipo de Gobierno era que estuviera entre el 4% y el 5%. Sin embargo, la coalición PSOE-PAR, que necesita el apoyo de algún grupo de la oposición al estar en minoría, se ve condenada a dejar el incremento en el nivel del IPC para que IU (o incluso CHA) le permitan sacar adelante las ordenanzas fiscales.

Belloch, en declaraciones a Aragón Radio, dejó claro cuál será su postura si renueva mandato: "Si vuelvo a ser alcalde y tengo mayoría haré que paguemos el coste del agua, porque es lo que dice la ley, y frente a la ley no caben opciones partidistas". El alcalde dijo que "lo razonable es que haya crecimientos lentos" en la subida de impuestos de agua y basuras, ya que el Ayuntamiento debe equilibrar los costes del servicio a los ingresos tributarios por orden europea.

Belloch también se refirió a la fuerte subida del IAE y del IBI para las grandes empresas que proyecta, con incrementos de entre el 10% y el 51%. "Es natural que los empresarios no estén contentos, pero estamos en fase de negociación", comentó. Además, señaló que podría rectificar y llegar a acuerdos sobre exenciones para empresas "con problemas" o que "no generen beneficios".

Esta posibilidad, reclamada por los empresarios, fue avanzada por la mañana por el consejero municipal de Economía y Hacienda, Fernando Gimeno, quien vio "lógica y razonable" la medida, a pesar de que la propuesta acordada con IU proponía una subida general e indiscriminada.

El proyecto de aumento del IAE y del IBI, que afecta a las compañías que facturan más de un millón de euros al año, volvió a provocar ayer, por segunda jornada consecutiva, una cascada de reacciones. El consejero de Economía y Hacienda, Fernando Gimeno, tuvo conversaciones con las principales organizaciones empresariales de Zaragoza, que le mostraron su malestar y que le anunciaron que recurrirán la medida. "Todos los años hay reacciones, siempre se presentan alegaciones, ahora vamos a explicar las ordenanzas y a ver si llegamos a un acuerdo", señaló Gimeno.

El vicealcalde calificó estos incrementos de la presión fiscal de "muy puntuales", y subrayó que el Ayuntamiento no se puede permitir "el lujo de renunciar a 11 millones de euros". Además, dijo que es momento "de estudiar el IAE y la clasificación territorial", y de plantear "cambios para evitar situaciones injustas", como que las empresas de la calle de Bretón "paguen mucho más en porcentaje que las de Puerto Venecia". "Toca reclasificar todos los espacios de la ciudad", avanzó. Por último, negó que la medida pueda provocar que haya empresas que no lleguen o que se vayan de Zaragoza. "No me creo que nadie se vaya de la ciudad por esto, por 200 euros no se van", concluyó.

Etiquetas