Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

FIESTAS DEL PILAR 2010

Se esperan lluvias para el fin de semana y tiempo inestable para la Ofrenda

Las perspectivas meteorológicas para las fiestas no son muy halagüeñas. Aunque todo indica que el pregón se librará de la lluvia, es más que probable que los actos del fin de semana queden pasados por agua. Además, aunque la predicción a más de cinco días vista pierde fiabilidad, el día de la Ofrenda la probabilidad de precipitaciones ronda el 50%.

"Hay un problema de inestabilidad de la atmósfera por una baja formada sobre Islandia que en los próximos días alcanzará la península", explicaba ayer el delegado territorial en Aragón de la Agencia Estatal de Meteorología, Amadeo Uriel. "A partir de mañana las temperaturas asecenderán ligeramente hasta alcanzar el viernes unos 26 grados de máxima", continuaba Uriel, que no escondía que las nubes supondrán una amenaza durante todo el fin de semana. Las precipitaciones parecen inevitables el sábado y el domingo en toda la Comunidad, si bien, a lo largo de la semana que viene la inestabilidad podría ir arreglándose.

El dato positivo es que este año parece que los vientos serán flojos, en dirección sur y sureste, y que no habrá que sufrir fuertes rachas de cierzo como las que el año pasado obligaron a cerrar una noche el recinto ferial de Valdespartera. Además, las temperaturas mínimas serán muy agradables, en torno los 15 grados (la madrugada del sábado será de 18), con lo que la animación nocturna se verá favorecida. Desde Aemet, también prevén que el día de la Ofrenda, el próximo martes, se registre una temperatura agradable en torno a los 22 grados. El único problema sería la amenaza de lluvias que podrían deslucir el tradicional acto festivo como ya sucedió en la Ofrenda de 2008. En cualquier caso, el 'entretiempo' tan temido por los zaragozanos parece dispuesto a hacer de las suyas un Pilar más, aunque con temperaturas más suaves y menos frío que en otras ediciones.

Etiquetas