Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

TRANSPORTE

Los ebrobuses superan el número de usuarios de 2009

El canal de aguas bravas solo ha logrado atraer a 832 personas, un 10% de caída, pese a que supuso un coste de más de 5 millones.

La navegación fluvial en Zaragoza sigue sin tener el tirón esperado. Así se puso en evidencia ayer en la comisión de pleno de Cultura y Grandes Proyectos, donde se informó de que el aumento en el número de usuarios que esgrimió hace unos días el consejero Jerónimo Blasco para defender el servicio se debe en buena medida a los viajes promocionales a un euro de junio del año pasado. De los 9.101 billetes vendidos, 1.548 fueron bonificados, es decir, un 17% del total. Por el momento, a los ebrobuses han subido pagando 7.553 personas, una cifra similar a la de 2009.

Los datos propiciaron un nuevo enfrentamiento entre el consejero de Cultura y Grandes Proyectos, Jerónimo Blasco, y el concejal del PP, Sebastián Contín. Mientras que para el primero las cifras justifican la continuidad del servicio, para el segundo es una demostración clara de que esta concesión y otras que están en marcha "tienen muy poca aceptación pese a que costaron muchísimo dinero".

Pero Blasco opina que el servicio de navegación fluvial merece la pena. "El año pasado hubo 7.400 y este se han subido 9.100 personas. Y queda todavía un mes. Diga cuántos usuarios son suficientes", le preguntó Blasco a Contín. El responsable municipal dijo que los datos son "satisfactorios" y recordó que este año no habrá que pagar ni un euro de subvención a la concesionaria. Además, lamentó que el PP lleve a todas las comisiones "la misma murga", en referencia a los barcos.

El PP no cree que la afluencia sea la adecuada, especialmente después de que la empresa que hasta agosto gestionaba la navegación fluvial decidiera rescindir el contrato por su escasa rentabilidad. "Con los barcos había una previsión de 350.000 pasajeros al año y ahora nos encontramos con 7.500 que han pagado. Nos preguntamos por qué el PSOE persiste en el error y sigue apostando por concesiones que no tienen un éxito de afluencia", aseguró Contín, que defendió que se rescinda el contrato.

"¿Puede ser rentable para el Ayuntamiento algo que no lo es para la empresa que lo gestiona? La navegación no interesa salvo cuando es gratis", dijo Contín. Blasco replicó que "el PP no sabe hacer oposición si tiene que engancharse a cositas de estas".

Problemas con las aguas bravas

Otro de los temas de discusión fue la concesión del canal de aguas bravas, un servicio que está en 'stand by' tras los problemas que se han producido entre la concesionaria y la subcontrata. La caída en el número de usuarios es notable. De los 3.457 que practicaron el raftin en 2008, se pasó a 1.168 en 2009 y a 832 este año. Blasco explicó que la adjudicataria "está en suspensión de pagos" y admitió que si no mejora la situación habrá que volver a sacar a concesión el contrato. Contín lamentó que el canal esté cerrado desde agosto. "Se invirtieron cinco millones de euros con una previsión de 100.000 usuarios al año", protestó.

Etiquetas