Despliega el menú
Zaragoza

VANDALISMO

El Ayuntamiento se ve "superado" por los destrozos

El vandalismo en el frente fluvial del antiguo recinto Expo ha sido una constante desde que se abriera al público..

El Ayuntamiento se ve "superado" por los destrozos
El Ayuntamiento se ve "superado" por los destrozos

El vandalismo en el frente fluvial del antiguo recinto Expo ha sido una constante desde que se abriera al público, un año después del fin de la muestra internacional. Ayer, desde el Ayuntamiento reconocían sentirse "superados" por el incivismo en la zona, ya que los actos se repiten una y otra vez, a pesar de las numerosas reparaciones que ya se han hecho en muchos puntos. Los últimos episodios afectan a los cubos que se encuentran en la entrada al Pabellón Puente, un espacio de cuya vigilancia se encarga el Ayuntamiento, como ocurre con las demás zonas del frente. Sin embargo, los cubos no son propiedad municipal, ya que se incluyeron en el convenio de cesión del Pabellón Puente a Ibercaja.

Los destrozos han sido habituales y en el Consistorio reconocen que "son difíciles de evitar", ya que la zona es muy amplia y la vigilancia policial no puede ser constante. Los vándalos se han cebado con algunas de las intervenciones artísticas que la Expo dejó en el frente fluvial. Especialmente intenso ha sido el ensañamiento con el 'Manierismo Rococó' del artista Dan Graham, unos espejos cóncavos que han sufrido tantos desperfectos que finalmente el Consistorio ha optado por trasladarlos. Se situarán en la trasera de la Casa Consistorial, en el paseo de Echegaray y Caballero. Previamente se había llegado a destrozar alguno de los cristales.

Aunque ya hay alguna cámara de seguridad en el entorno de la Expo -en el parque del Agua, principalmente- este año se instalarán 164 nuevas cámaras en zonas conflictivas de la ciudad, y se incluirán los puentes y puntos problemáticos del frente fluvial.

En la zona, la sociedad Expo Empresarial se encarga exclusivamente de la vigilancia de los pabellones que están en obras para reconvertirlos en oficinas. Tiene contratada una empresa de seguridad con cinco puntos de control y 15 personas que van rotando en las zonas. Además, esta empresa también vigila el entorno de la Torre del Agua. Por su parte, el pabellón de España, propiedad del Gobierno central, cuenta con su propia empresa de seguridad.

Etiquetas