Zaragoza
Suscríbete

RIBERA ALTA DEL EBRO

Cabañas de Ebro dispone de una nueva potabilizadora para tratar el agua de Yesa

La instalación, que ha contribuido a mejorar el servicio, ha supuesto una inversión de 332.000 euros.

Las instalaciones de la planta.
Cabañas de Ebro dispone de una nueva potabilizadora para tratar el agua de Yesa
AYUNTAMIENTO DE CABAñAS DE EBRO

Los vecinos de Cabañas de Ebro disfrutan desde el verano de 2009 de la calidad del agua procedente de Yesa, si bien hasta hace poco el líquido elemento era tratado en una potabilizadora que se había quedado obsoleta. De ahí la necesidad de construir una más apropiada. La nueva planta es ya una realidad y, como comentó ayer el alcalde, Nicolás Medrano, ha posibilitado la mejora del servicio.

El proyecto ha sido impulsado por el Instituto Aragonés del Agua, que se ha hecho cargo del 80% del presupuesto (en total, 332.000 euros), mientras que el Consistorio ha aportado el dinero restante. La iniciativa se enmarca en el denominado plan del agua, programa mediante el que se subvenciona a corporaciones locales para renovar las redes de abastecimiento y potenciar la calidad del agua. La planta está ubicada en el polígono industrial Montecicos y, aunque ya ha entrado en servicio, todavía no se ha inaugurado oficialmente. La instalación ocupa cerca de 2.000 metros cuadrados de superficie.

Entre las actuaciones efectuadas, destaca la conexión con el embalse de La Loteta, la creación de un depósito con una capacidad de 505 metros cúbicos y de una planta de filtrado para un caudal medio de 300 metros cúbicos al día. Además, se ha colocado el sistema eléctrico para las tareas de mantenimiento y bombeo, así como los equipos de análisis y control del agua, informaron fuentes del Departamento de Medio Ambiente de la DGA.

Antes, para abastecer a los habitantes de la localidad, había que recoger el agua del Ebro, con lo que ello suponía a la hora del tratamiento teniendo en cuenta su grado de contaminación. "Hemos pasado de la noche al día", enfatizó Medrano al hacer hincapié en la satisfacción de los ciudadanos. Con la actual instalación, Cabañas dispone de un equipamiento a la altura del agua de boca. "El tratamiento que se daba en la antigua planta no era del todo adecuado para Yesa", resaltó el primer edil.

El regidor mencionó que la puesta en marcha de la depuradora ha permitido la reducción del consumo eléctrico. Preguntado por la posibilidad de que la obra haya llevado aparejada un aumento en el coste del servicio, Medrano recalcó que no se ha encarecido y añadió que se ha logrado una mayor eficiencia. Como es lógico, el agua de Yesa resulta más fácil de potabilizar que la del Ebro.

La infraestructura se suma a los trabajos de reforma de la red de distribución municipal ejecutados hace dos años (estaba muy anticuada). La planta anterior se ha conservado y sirve para dar presión a la red.

La gestión de las instalaciones corresponde al Ayuntamiento, en concreto al encargado municipal. De momento, el balance es positivo, a pesar de que al principio hubiera que hacer una serie de ajustes, según Medrano.

Etiquetas