Zaragoza
Suscríbete

AGUAS

La oposición, dividida ante la propuesta de ampliar la concesión de la depuradora

El PSOE cree que la medida haría "más digerible" la deuda pendiente.

La propuesta del gobierno municipal PSOE-PAR de ampliar durante al menos cinco años la concesión de la depuradora suscitó ayer división de opiniones en la oposición, aunque todos los grupos se mostraron dispuestos a estudiarla. Los más reacios a esta solución fueron el PP e IU, mientras que CHA se mostró más favorable si se logran ventajas como un mejor servicio o menores gastos.

El gobierno municipal está estudiando varios escenarios de ampliación de la concesión de la depuradora, que expira en 2018. La prórroga sería de un mínimo de cinco años y podría llegar a los 15. Si se llegara a un acuerdo con la contratista (Utedeza), el Ayuntamiento podría evitarse una serie de inversiones pendientes, que correrían a cargo de la adjudicataria, y podría retrasar la amortización de la infraestructura, que debe estar pagada en 2013. En concreto, las arcas municipales se podrían ahorrar entre dos y ocho millones de euros anuales en función del número de años de prórroga.

El portavoz socialista y concejal de Urbanismo e Infraestructuras, Carlos Pérez Anadón, consideró que "es razonable que se estudie", especialmente si se tiene en cuenta la difícil situación económica del Ayuntamiento. De este modo, dijo Pérez Anadón, "se pueden conseguir que los pagos sean más digeribles". El Ayuntamiento tiene que abonar hasta 2013 unos 18 millones de euros a la depuradora por la amortización de la infraestructura.

Los grupos de la oposición exigieron más datos. Pero en cualquier caso el PP consideró que esta solución es "pan para hoy y hambre para mañana". "La prórroga se plantea porque no hay dinero para pagar. Es preocupante que el Ayuntamiento de Zaragoza no pueda cumplir con sus obligaciones", afirmó Dolores Serrat, que se mostró más favorable a convocar un concurso público.

Juan Martín, de CHA, defendió el concurso público como mejor solución, aunque matizó que la depuradora es "un caso especial", ya que el periodo de amortización que falta (hasta 2013) es breve y los pagos pendientes, muy abultados. "Estamos abiertos siempre que suponga una mejora del servicio y menos gasto", declaró. Para el resto de grandes contratas, CHA rechazó las prórrogas.

El portavoz de IU, José Manuel Alonso, consideró que los argumentos del gobierno pueden ser buenos, pero se mostró convencido de que "con un concurso público se pueden obtener las mismas ventajas". "No estaremos a favor de ampliar los plazos de las contratas municipales", dijo.

Etiquetas