Zaragoza
Suscríbete

AGRESIÓN

Apuñalado en una pelea entre compañeros de piso

La reyerta ocurrió en el inmueble que compartían en la calle de Escosura y ambos sufrieron cortes y brechas.

Los heridos dejaron un rastro de sangre por todo el portal.
Apuñalado en una pelea entre compañeros de piso
OLIVER DUCH

Dos hombres resultaron heridos ayer como consecuencia de una reyerta que comenzó en el piso que ambos compartían en la calle de Escosura, en la capital aragonesa. Según los testigos, uno de los vecinos presentaba un corte de arma blanca en el brazo y el otro herido salió a la calle con una gran brecha en la cabeza y pequeñas rajas en la cara y en la mano. Tras el suceso, que ocurrió alrededor de las 17.00, los dos implicados fueron detenidos y trasladados a un hospital para ser atendidos de sus respectivas lesiones.

Los dos arrestados -según una de las testigos- compartían piso desde hacía algún tiempo. Uno de ellos, un hombre de unos 40 años, había regresado a su vivienda después de una temporada de ausencia. "Es un hombre muy conflictivo que cada dos por tres ocasiona molestias a los vecinos", aseguró otra de las testigos. Junto a él llegó un hombre de unos 60 años, hasta entonces desconocido en el barrio. "Ya habían discutido varias veces por temas del alquiler", añadió esta vecina. Aunque todavía no han trascendido las causas de la discusión, algunas personas creen que podría haber comenzado por este motivo, que era una constante fuente de problemas entre inquilino y propietario.

Tras varios minutos de gritos y ruidos, el supuesto inquilino salió a la calle con un gran brecha en la cabeza y un cuchillo de cocina en la mano, dejando un gran reguero de sangre por las escaleras del portal y en la calle. El herido se dirigió a una farmacia cercana a pedir ayuda. "Ha entrado gritando que le habían golpeado con un cazo. Lo primero que le dijimos es que, si quería ayuda, debía dejar el cuchillo en el suelo", aseguraron los empleados de este establecimiento.

Además de la "aparatosa brecha", tenía una raja en la mano y otra en la cara. "Cuando ha soltado el arma hemos intentado cortarle la hemorragia, pero cuando ha llegado la Policía había una gran cantidad de sangre en el suelo. Los agentes se han llevado el cuchillo, aunque estaba bastante limpio. No parecía que lo hubiese usado contra nadie", explicaron en la farmacia, después de haber limpiado el gran charco de sangre que se había formado en el suelo.

"Tenía un corte en el brazo"

No obstante, el otro herido llevaba un gran corte que parecía haber sido producido por un arma blanca, según explicaba un testigo. "Cuando el otro bajaba a la calle, se asomó a la ventana y tenía un buen tajo en el antebrazo", indicó este hombre, quien aseguró que vio salir a una tercera persona del portal. "Iba sin camiseta y escapó corriendo antes de que bajaran los otros dos. No estaba herido, pero me imagino que algo tendría que ver con lo que ha pasado", concluyó. Según los empleados de la farmacia, el hombre que acudió a pedir ayuda aseguró que él no había tocado a su compañero y que "si llevaba heridas sería porque se había autolesionado".

Después de ser atendidos en el lugar de los hechos, los dos implicados fueron detenidos por la Policía y trasladados al hospital en ambulancia. Al cierre de esta edición, no se había facilitado la identidad de ninguno de ellos.

Etiquetas