Zaragoza
Suscríbete

COMUNIDAD DE CALATAYUD

Calatayud derribará a la vez los dos edificios en ruinas de la plaza de España

Hasta que se ejecute la demolición, se reforzará con un andamio la fachada del inmueble más deteriorado.

El edificio nº 21 (con malla verde) y, anexo a este, el 19-20.
Calatayud derribará a la vez los dos edificios en ruinas de la plaza de España
AYTO. CALATAYUD

El proceso para demoler el inmueble de la plaza de España bilbilitana en estado de ruina inminente dio ayer un paso más. La junta de gobierno local aprobó contratar la ejecución subsidiaria de las obras de derribo del edificio 19-20 por un coste de 30.090 euros, cantidad que deberán abonar después los propietarios. La novedad reside en que al mismo tiempo se echará abajo el bloque 21, también en mal estado, al compartir los muros de carga.

En todo caso, la actuación conjunta no será inmediata. Aún no se dispone del preceptivo permiso para tirar el 21 (cubierto por una malla verde) al estar pendiente el informe favorable de la Comisión Provincial de Patrimonio Cultural de Zaragoza y la posterior licencia, como consta en el escrito oficial facilitado por el alcalde de Calatayud, Víctor Ruiz. La demolición queda aplazada "hasta que se remuevan los obstáculos que impiden el derribo" del 21, expone el documento relativo al acuerdo del equipo de gobierno.

Mientras tanto, el Ayuntamiento decidió como medida transitoria, siguiendo los consejos de los técnicos municipales, "llevar a cabo la estabilización de la fachada del número 19-20 mediante la instalación de un andamio". Así, subrayó que la contratista deberá colocar para ello una estructura adecuada "con carácter inmediato". El aplazamiento queda supeditado a que "circunstancias sobrevenidas" obliguen a actuar antes en el 19-20.

El primer edil no supo dar una fecha concreta para las obras en la plaza de España, espacio que permanece vallado en la zona próxima a los inmuebles citados. Ruiz señaló que todo depende de cuándo reciban la autorización necesaria.

El asunto ha generado repercusión mediática y cierta controversia. El deterioro de las edificaciones motivó que este año el chupinazo de San Roque cambiara de escenario y se celebrara en la avenida de San Juan el Real. Asimismo, los vecinos del 19-20 denunciaron que hace casi un año solicitaron al Consistorio la visita de un arquitecto municipal para que viera in situ los desperfectos, si bien nadie les hizo caso. Estos ciudadanos apuntaron que habían recibido presiones por parte de la administración pública.

Ruiz negó tales acusaciones, puesto que entonces los propietarios no hubieran dado su conformidad a la demolición de forma subsidiaria. Desde el Ayuntamiento resaltaron que, salvo un vecino, todos han prestado su conformidad escrita. Los residentes tendrán que pagar el importe antes de que la contratista ejecute la obra.

Mercedes Sarrate, portavoz del PP, lamentó que en un primer momento el Consistorio hiciera "una muy mala gestión" en este asunto. Y Fernando Anglada, de CHA, criticó la "incongruencia" del concejal de Urbanismo, Federico Llorens (alcalde en funciones esos días), porque el inmueble 19-20 se declaró en estado de ruina inminente y ahora, sin embargo, hay que esperar a que se resuelvan los trámites en torno al 21. Más allá de los reproches, los dos miembros de la oposición indicaron que respaldaban los informes de los técnicos.

Etiquetas