Zaragoza
Suscríbete

CARRETERA DE MADRID

"Pero esto no pensarán dejarlo así, ¿no?"

Los vecinos se felicitan por la obra, pero reclaman que se terminen las zonas verdes.

La obra de la carretera de Madrid fue una complicada intervención con un excelente resultado: se ha logrado convertir una mala entrada a la ciudad, con pasos a diferentes niveles, en un buen acceso que debe comunicar convenientemente el barrio Oliver, Valdefierro, Delicias y el corredor verde. Aunque la obra civil es un avance, el aspecto de la zona deja mucho que desear. Lo que debían ser paseos verdes hoy son secarrales; lo que debería ser una rotonda que facilite la comunicación entre barrios es hoy un paso prohibido; y los remates y algunas señalizaciones aún no han aparecido. El Ayuntamiento dice que la obra financiada por el Fondo Estatal de Inversión Local (3,7 millones de euros) se acabó correctamente, y que es responsabilidad suya rematar la urbanización y las zonas verdes.

Ayer, varios operarios trabajaban en la instalación del sistema de riego. Pero, ocho meses después, la entrada parece un 'campo de batalla'. Los vecinos se felicitan por una obra que, dicen, "era necesaria". Pero lamentan la imagen que da actualmente. "La obra había que hacerla, pero esto no lo dejarán así, ¿no? Pondrán hierba o algo, digo yo...", señalaba Angelines Borja ayer por la mañana. Además, lamentaba que el Ayuntamiento está poniendo "el mobiliario que les sobra". Y es que frente a la casa de su madre, en la entrada desde Los Enlaces, se pueden ver tres modelos diferentes de bancos en apenas diez metros. "También han puesto una especie de mesa, sin sillas ni nada, que no sé para qué está ahí...", comentó Angelines.

Isabel Broset, otra vecina de la zona, lamentaba que "la rotonda aún no está abierta" y se quejaba de las obras que ahora se acometen en la calle de Jarque de Moncayo, donde se realiza la segunda fase del corredor verde Oliver-Valdefierro. "Entre unas cosas y otras llevamos más de un año en obras, empezamos a estar un poco hartos", protestó. Esta segunda fase del corredor verde se está llevando a cabo en la actualidad y hará que la zona del anillo verde ya construida se una con el barrio de Valdefierro y se conecte con el nudo de la avenida de Madrid recién construido.

Consuelo Asensio, por su parte, señalaba que la obra "está muy bien" y que, aunque faltan por terminarse cosas, "está quedando muy bonito". "Hacía mucha falta hacer algo así, porque esto era peligroso y se ha puesto la entrada que necesitaba la ciudad", añadió esta vecina.

Etiquetas