Zaragoza
Suscríbete

EQUIPAMIENTO

Cadrete asignará entre sus vecinos huertos de ocio en el parque lineal

Las 24 parcelas estarán destinadas sobre todo a jubilados. Costarán 50 euros al año.

El Ayuntamiento de Cadrete aprovechará parte de la zona verde del municipio para que los vecinos tengan un espacio en el que cultivar sus propios alimentos o plantar flores. Una forma de entretenimiento que de paso fomenta valores como el respeto al medio ambiente. El Consistorio ha abierto un plazo (hasta el próximo 6 de septiembre) para que los interesados soliciten la adjudicación temporal de los denominados huertos de ocio. Se trata de 24 pequeñas parcelas de 60 metros cuadrados ubicadas en el parque lineal.

La iniciativa, que se pondrá en marcha por primera vez en la localidad y que es similar a las implantadas en San José y algunos barrios rurales zaragozanos, está dirigida sobre todo a jubilados. Como indicó ayer la alcaldesa, María Ángeles Campillos (PP), puede resultar una actividad idónea para el esparcimiento de las personas mayores. En cierto modo, a más de uno le permitirá recordar la época en la que trabajaba en su antigua huerta.

Asimismo, la propuesta tendrá un carácter educativo y lúdico, ya que se procurará mostrar a los jóvenes la importancia de conservar el entorno y de vivir según hábitos alimenticios saludables. A través de las visitas escolares se potenciarán las relaciones intergeneracionales.

Las parcelas están preparadas para el cultivo. La zona se vallará con objeto de que nadie entre a robar o con la intención de causar desperfectos. Cada huerto contará con una casetilla para guardar las herramientas de labor y un sistema de riego por una acequia. Si todo marcha según lo previsto, se entregarán en septiembre después de las fiestas.

Para ser beneficiario de una licencia de ocupación, válida por un periodo máximo de dos años, hay que estar empadronado en Cadrete y ser mayor de edad. Tendrán prioridad los jubilados mayores de 65 años, las personas con minusvalías, aquellos con escasa capacidad adquisitiva o los que no posean parcelas agrícolas. Quienes no hayan sido elegidos integrarán una bolsa de suplentes y disfrutarán de preferencia en convocatorias sucesivas. La concesión conllevará el pago de una tasa anual de 50 euros.

Las bases de solicitud están publicadas en la web municipal. La idea de los huertos de ocio empezó a gestarse mientras se desarrollaba el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) en 2003, cuando se planteó habilitar un gran área verde en el pueblo. Para su uso, la junta de gobierno del Ayuntamiento aprobó una ordenanza reguladora. Entre otros aspectos, está prohibido explotar la superficie con fines comerciales; solo cabe el autoconsumo. Y, como es lógico, no se podrán utilizar productos que afecten al medio ambiente. Además, habrá que ceñirse al horario que se estipule.

Una comisión controlará el funcionamiento del programa. La normativa contempla sanciones en función del tipo de infracción. Las leves, como la presencia de animales en los huertos, supondrán una multa de 60 a 3.000 euros; las graves (hacer fuego) costarán entre 3.000 y 15.000 euros, y las muy graves (agredir a los hortelanos, cultivar plantas psicotrópicas, etc.), entre 15.000 y 30.000 euros.

Etiquetas