Zaragoza
Suscríbete

VANDALISMO

Botellones y otras 'gestas' nocturnas en internet

Tirar un contenedor ladera abajo del Parque Grande, inmortalizar el botellón en la plaza de San Pedro Nolasco o arremeter contra el mobiliario urbano. Todo puede verse, casi en directo, en la red de redes.

Botellones y otras 'gestas' nocturnas en internet
Botellones y otras 'gestas' nocturnas en internet

Contenedores precipitándose ladera abajo por el Parque Grande, chavales bebiéndose de un trago una botella de lambrusco o grupos de adolescentes que juegan a plena luz del día a tirarse en una fuente. Y eso por no hablar del que rompe, supuestamente, una marquesina o se la juega haciendo equilibrios en la pasarela del Voluntariado.

Si quiere verlo, casi en vivo y en directo, no tiene más que darse una vuelta por internet, donde muchos jóvenes zaragozanos cuelgan sus 'hazañas', desentendiéndose de si constituyen algún delito o de si su intimidad se pone en juego. De hecho, el grupo que hace unos meses jugaba a darse un chapuzón en la fuente de Neptuno del parque de Primo de Rivera o no sabía que su actitud estaba prohibida por la ordenanza cívica o esto le resultaba indiferente. Lo mismo ocurre con los que hacen botellón en pleno centro o arremeten contra el mobiliario urbano.

"Son vídeos que, en principio, delatan algunas actitudes, pero al menos no incluyen acoso a terceros, como a veces ha sucedido", explica José Félix Muñoz Soro, director del Observatorio Aragonés de la Información. "Muchos chavales no son conscientes de que estas imágenes quedarán para siempre en internet, y cuando ellos tengan diez años más no las podrán quitar. A veces, alguien es despedido o no ha logrado un puesto porque a su jefe no le gustó lo que vio en la red", añade Muñoz Soro.

 

Más de 230 fans

La mayoría de los vídeos de este tipo que recogen Youtube o Facebook se han grabado durante fiestas en la calle (algunos escenarios son la plaza de San Pedro Nolasco y el paseo de la Constitución) o en otras zonas verdes. Así, unos chavales se tiran sobre unos de los setos en el centro de Zaragoza, y otras chicas cantan animadas el "soy español" en una plaza de la capital.

En Facebook, incluso, hay una página que se ha creado bajo el nombre: "Yo también he hecho botellón en el Parque Grande". En este sitio web, que tiene 235 'fans', se muestra un vídeo sobre como algunos se tiran sobre un contenedor de basura, ladera abajo, entre aplausos de los asistentes. Otro se bebe una botella de lambrusco de un trago en cosa de un minuto y, unos terceros se tiran literalmente por los suelos.

Casi más preocupantes son otras conductas, como las que colgó un chaval en Youtube. Los ficheros están fechados en 2008. El adolescente no solo se dedicó a hacer equilibrios en la pasarela del Voluntariado en un vídeo que titula "el loco de la pasarela", sino que graba el momento en el que alguien estrella una piedra contra una marquesina rompiéndola en añicos. Otras chicas, en otro vídeo, se suben a unas plataformas sobre el Ebro, aunque por fortuna consiguen volver a la orilla.

Gamberradas o no, estos vídeos dejan su rastro. Cada ordenador tiene un IP (una especie de DNI) que lo identifica, y los investigadores pueden llegar al lugar desde donde se ha colgado algo. En el caso de un botellón, seguramente no pasará nada, pero hay otros asuntos peores. "En ocasiones, la Policía ha rastreado carreras ilegales de coches, hasta localizar a los culpables", reconoce Muñoz. Otros casos son peores, ya que se ve comprometido el derecho a la intimidad de quienes aparecen.

"Por ejemplo, una chica le envía a su novio unas fotos en ropa interior. A los meses, rompen, y esas fotos no se desvanecen, pueden haber sido colgadas, estar en el móvil de los amigos?", comenta el responsable del Observatorio.

Etiquetas