Zaragoza
Suscríbete

LOS MONEGROS

Las obras de rehabilitación eliminan las humedades de la iglesia de Leciñena

El Gobierno de Aragón, el Ayuntamiento y los propios vecinos han sufragado los alrededor de 250.000 euros que cuesta la primera fase del plan, que encara su recta final.

Vista de la entrada principal a la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción.
Las obras de rehabilitación eliminan las humedades de la iglesia de Leciñena
AYUNTAMIENTO DE LECIñENA

Aún queda mucho, pero la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Leciñena empieza a recuperar su brillo. La primera fase de las obras de rehabilitación, que comenzó hace dos meses, encara su recta final. El objetivo era acabar con el grave problema de humedades de la estructura. Para que los desperfectos no vayan a más, se trabaja en la construcción de dos cámaras de ventilación (en el exterior y el interior). También se pondrán para tal fin tubos cerámicos en los muros.

El origen del templo, caracterizado por elementos renacentistas y góticos, data de la segunda mitad del siglo XVI. El deterioro que presentaba movió al Ayuntamiento de la localidad a apostar por su reforma. Esto ocurrió después de que concluyeran las obras de restauración de su torre mudéjar, que en su día formó parte de una iglesia anterior. Entonces el arquitecto propuso preparar un estudio completo del estado del edificio y sentar las bases de las futuras líneas de actuación. En definitiva, se elaboró un plan integral.

La primera fase supone una inversión que ronda los 250.000 euros. La Dirección General de Vivienda del Ejecutivo autonómico se hace cargo del 80% de esa cantidad y el 20% restante ha de sufragarlo el Consistorio de Leciñena. Gonzalo Gavín, el alcalde, destacó que los vecinos han contribuido en esa partida dando el dinero que consideraron apropiado. Todo sea por reforzar el valor patrimonial de uno de los símbolos del municipio. No en vano, su figura sobresale cuando se contempla desde lejos el casco urbano.

En alrededor de un mes se darán por terminadas las tareas para frenar el silencioso pero desvastador efecto de las humedades, así como el saneamiento. Será un punto y seguido en todo el proceso de rehabilitación. El Consistorio buscará en breve el apoyo financiero de las distintas administraciones para impulsar una segunda fase que girará en torno a la restauración de los muros de piedra. Más adelante, en una tercera etapa, se recuperarán las bóvedas y se mejorará el interior.

Esa es la previsión inicial, que se ejecutará en función del dinero del que se disponga. No hay una fecha concreta para culminar el proyecto integral. Gavín subrayó que tienen que ir "poco a poco y con paciencia". Lo importante es que han empezado a poner soluciones. Los trabajos que se llevaron a cabo décadas atrás solo agravaron el deterioro del templo. Por suerte, las grietas presentes en algunos muros no han ido a más, lo que habría dificultado las obras.

Por razones obvias, Nuestra Señora de la Asunción permanece cerrada al público. Para que los ciudadanos puedan celebrar sus oficios religiosos con normalidad, se ha habilitado un local de propiedad municipal.

Asimismo, el Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad Local ha posibilitado acondicionar el entorno del santuario de Nuestra Señora de Magallón, ubicado a las afueras de Leciñena. Los casi 99.000 euros concedidos para esta actuación han permitido retirar escombros o empedrar una acera.

Etiquetas