Zaragoza
Suscríbete

CEMENTERIO

Aparcar entre flores, cipreses... y nichos

Las obras en uno de los parquines del complejo funerario han mermado considerablemente el espacio para estacionar. A los usuarios no les queda otro remedio que dejar el coche entre los enterramientos.

Varios coches aparcados ayer por la mañana entre dos bloques de nichos.
Aparcar entre flores, cipreses... y nichos
OLIVER DUCH

Los coches se han unido estos días a la flores depositadas entre las tumbas del cementerio, como si fueran un ofrenda más. O eso es lo que puede imaginarse uno al pasear por el cementerio de Torrero. Desde que arrancaron las obras en uno de los párquines del complejo funerario, el espacio disponible para estacionar se ha reducido considerablemente y muchos usuarios se ven obligados a dejar el vehículo en las calles que discurren entre los bloques de nichos o, incluso, ante la puerta de los panteones.

La situación ya ha suscitado más de una queja. Edurne Navarro se encontraba ayer por la mañana en el cementerio. "He tenido que subir dos veces en diez días y me he encontrado con esto. No me parece muy respetuoso que los coches aparquen en estas zonas", señaló.

Normalmente no resulta raro ver algún vehículo estacionado en estas calles. "Es verdad que hay gente que cuando llega tarde y no hay sitio para aparcar lo deja allí, pero ahora es demasiado. Toda la calle está llena", añadió. Desde el Ayuntamiento aseguraron que son conscientes de la situación pero explicaron que, de momento, no se han generado problemas graves. "Los espacios físicos tienen la dimensión que tienen", señalaron. Por otra parte, también quisieron hacer un énfasis especial en que se trata de una situación transitoria y que cuando terminen las obras, todo volverá a la normalidad.

Hasta entonces puede utilizarse el parquin que se encuentra detrás del tanatorio y una explanada que se ha habilitado de propio. Sin embargo, estos espacios se quedaron pequeños para albergar todos los vehículos que ayer se encontraban dentro del complejo funerario. Por eso muchos conductores se vieron obligados a aparcar a lo largo de la carretera que recorre el cementerio y que, en más de una ocasión, discurre por entre varios bloques de nichos.

Cuando los trabajos hayan terminado se habilitará una nueva zona de estacionamiento en la trasera del cementerio, junto a la zona nueva, ya que el parquin que en estos momentos se encuentra inutilizado será ocupado por un memorial a los asesinados por motivos políticos en el bando republicano durante la Guerra Civil y la postguerra.

Etiquetas