Zaragoza
Suscríbete

VIOLENCIA

Detenidos tres pandilleros latinos por apalear a un joven hace más de dos años

Un hombre que salió en defensa de la víctima sufrió fractura de fémur y 74 cortes en la cara.

La Policía Nacional informó ayer de la detención de tres pandilleros latinos a los que se relaciona con el apaleamiento de un joven en pleno centro de Zaragoza, ocurrido hace ahora algo más de dos años. La investigación va a permitir poner ante el juez a los presuntos autores de una grave agresión, pero no ha estado exenta de algunas sombras. No en vano, si ha sido necesario tanto tiempo para esclarecer los hechos es porque ni la Policía, ni el juzgado ni la fiscalía parecen haber puesto demasiado empeño en buscar a los testigos. De hecho, parece que incluso se perdió la pista de la víctima y de su denuncia.

Los hechos se remontan a la madrugada del 20 abril de 2008, cuando un joven de raza blanca caminaba por la avenida de Goya acompañado de su novia. De la zona de bares de Zumalacárregui salió una banda de pandilleros latinos que asaltó a la pareja. Después de quitarle al chico todo lo que llevaba, comenzaron a apalearlo. No se conformaron con patearle todo el cuerpo, sino que utilizaron cinturones de hebilla ancha e incluso una botella para golpearle.

Al escuchar los gritos de auxilio, un hombre que pasaba por la zona salió en defensa de la víctima y se encaró con sus agresores. Uno de ellos, se volvió hacia él diciéndole: "Aparta del medio, mierda blanca". A continuación, comenzó a pegarle con un cinturón. Le ayudaron a rematar la 'faena' un grupo de unos 15 individuos que nunca fue identificado. Además de golpes y patadas, uno de ellos saltó encima de este hombre rompiéndole el fémur. La paliza terminó cuando una joven, tampoco identificada, se puso en medio y logró pararla.

La primera víctima, Mario C. L., de 23 años, fue intervenido por una fractura de mandíbula, tenía varios dientes rotos y sufrió numerosos cortes en la cabeza. Al hombre que intentó ayudarle, Óscar G. E., de 33 años, tuvieron que curarle otros 74 cortes en la cabeza. Y debido a la fractura de pierna, pasó 17 días hospitalizado.

Un primer juicio en mayo

La Policía solo detuvo por este doble apaleamiento a Julián Leonardo Almonte, de 22 años, a quien identificó como la persona que se encaró y agredió con Óscar G. E. Del resto, nada se ha sabido hasta ahora. El juicio contra el único arrestado se celebró el pasado mes de mayo, y el acusado fue condenado a 18 meses de prisión, sentencia que está recurrida ante la Audiencia.

La vista puso ya de manifiesto las importantes carencias de esta investigación, ya que en la instrucción, tanto policial como judicial, no consta que se llamase a declarar a ningún testigo, cuando ambas víctimas iban acompañadas aquella aciaga madrugada. De hecho, en el juicio solo estuvieron el acusado, el agredido y un policía. Además, la denuncia de la primera víctima tampoco se incorporó a la causa y ha seguido un curso cuyo derrotero se ignora.

Etiquetas