Zaragoza
Suscríbete

TRADICIONAL PARCHEADO

Una discreta operación asfalto arreglará quince calles de Zaragoza

Arrancará a mediados de mes y llegará a todos los distritos, aunque el presupuesto apenas asciende a unos 200.000 euros.

La manta de asfalto recién vertida en un tramo de Gran Vía.
Una discreta operación asfalto arreglará quince calles de Zaragoza
JOSé MIGUEL MARCO

La crisis económica también va a dejar su huella en el asfalto. Al menos, en la tradicional operación de parcheados que el Consistorio acostumbra a poner en marcha en verano. Este año apenas serán quince las calles que se verán beneficiadas del lavado de cara, si bien se ha procurado que la operación asfalto, al menos, alcance todos los distritos de la ciudad.

El año pasado no se puso en práctica esta habitual cita con las apisonadoras porque se estaba interviniendo en más de 60 calles de la ciudad con cargo al Fondo Estatal de Inversión Local (FEIL) y en muchas de estas obras se incluían acciones de asfaltado y pavimentado. Sin embargo, en primavera de este 2010 se convocó a los representantes de las juntas municipales para consultar y consensuar el plan de actuación.

Aunque el mapa completo y las fechas concretas las presentará hoy mismo el Ayuntamiento, ha trascendido que serán 15 las calles que se verán afectadas a partir de la segunda quincena de este mes. Entre otras, destaca un tramo de la calle de Graus, en Las Delicias; el Monasterio de la Oliva, en el barrio de Las Fuentes, o un tramo de Pamplona Escudero, en el distrito de Universidad.

En esta zona de la ciudad, los desvíos de tráfico provocados por las obras del tranvía han hecho que calles como Baltasar Gracián o Cortes de Aragón hayan asumido el continuo paso de los autobuses que, con su tonelaje, pueden causar la degradación del firme. Igualmente, y al margen de esta operación especial, muchas de las vías por las que circulará la futura Línea 1 están siendo reasfaltadas y pavimentadas como parte de las intervenciones previstas de la obra tranviaria.

El importe de la partida con el que contará este año la operación asfalto ascenderá a unos 200.000 euros y el Consistorio resaltó en su día que, a pesar de que la situación económica impone trabajar con criterios de austeridad, haría "un esfuerzo" por llegar a todos los barrios y responder a las peticiones de las juntas de distrito. En su día el Ayuntamiento también se comprometió a que en la realización de estos trabajos se utilizará aglomerado asfáltico de baja sonoridad, con objeto de incidir en la disminución de la contaminación acústica de la ciudad. De hecho, en la última revisión del 'mapa del ruido' de la capital aragonesa, el tráfico rodado figuraba como uno de los elementos que más contribuyen a producir este tipo de molestias.

Primeras críticas

Como era previsible, no todas las formaciones políticas parecen satisfechas con el calado y alcance de la venidera operación asfalto y ayer el vocal de Chunta Aragonesista en la junta de distrito del Casco Histórico, Paco Ezquerra, denunció que vías como Predicadores, César Augusto (en el tramo del Mercado Central) y el Coso quedan excluidas del programa de mejoras a pesar de que "la situación del pavimento causa sonrojo".

Ezquerra critica la "ridícula" actuación del equipo de gobierno PSOE-PAR en el Casco Histórico, donde este año la operación asfalto "se va a limitar a 30 metros de la calle Espoz y Mina" (el tramo comprendido entre Don Jaime I y el Museo Camón Aznar). La formación nacionalista apunta, además, que el deterioro de muchas calzadas alcanza, incluso, a "calles recientemente renovadas como las de Boggiero y Agustina de Aragón".

Etiquetas