Zaragoza
Suscríbete

CLIMATOLOGÍA

La lluvia y las heladas del invierno pasan factura a los pavimentos

Las obras de parcheado se suman a las de los nuevos carriles bici, el apeadero de Goya y los cruces más complicados del tranvía.

La operación asfalto está acordada con las juntas de distrito que, a su vez, consultan a las asociaciones de vecinos. Así, se 'accede' a la voz de los usuarios de las calzadas que son los que conocen como la palma de su mano las calles por las que circulan a diario. Baches, resaltes, desniveles o alcantarillas más o menos hundidas son el pan de todos los días de, por ejemplo, motoristas, que piden que, al margen de la habitual intervención del verano, las brigadas municipales atiendan las peticiones más urgentes y 'parcheen' las zonas más estropeadas.

La crudeza del pasado invierno tampoco ha facilitado que las calzadas se encuentren en un estado óptimo, dado que los días lluviosos y las posteriores heladas resultan muy perjudiciales para el mantenimiento del asfalto. Así, ante el deterioro de los pavimentos y habida cuenta de que en 2009 no hubo 'operación asfalto' hay algunos firmes que lucen agrietados y se antojan peligrosos.

Agosto, por antonomasia

Con la intención de minimizar las afecciones y molestias, julio y agosto son considerados por la administración los meses idóneos para enfundarse el mono de trabajo (los operarios, claro está) y sacar la maquinaria a las calles. La operación asfalto, que arrancará probablemente el lunes 16, se sumará a otras muchas intervenciones en la ciudad que mantiene alguna de sus principales arterias 'patas arriba'. Y aunque es cierto que en agosto hay menos tráfico, circular por determinados itinerarios puede convertirse en un auténtico 'vía crucis'. Es lo que ocurre en el entorno de Goya donde confluyen las sempiternas obras del tranvía con las del apeadero.

Esta misma semana que se cortaran al tráfico, además del tramo final de Corona de Aragón, varias calles esenciales: Mariano Barbasán (a la altura de Félix Latassa), así como de las calles de Jerusalén (en su intersección con Isabel la Católica), y de General Capaz.

¿Más obras? El carril bici continúa ganando espacio en las calzadas de diferentes barrios. Ahora, le ha tocado el turno a la calle de Sobrarbe, en el Arrabal, y al paseo de Calanda y la calle de Franco y López en Las Delicias.

Y a todas estas intervenciones, aún hay que sumar otras 'puntuales' como las de las calles de Pontevedra y de Martínez Vargas, en Torrero, o las de Doctor Iranzo, en Las Fuentes.

Etiquetas