Zaragoza
Suscríbete

MÚLTIPLES AVERÍAS

El 091 solo tiene 7 coches para patrullar Zaragoza

La Policía Nacional ha tenido que destinar al servicio de urgencia vehículos que ya estaban retirados y algunos agentes trabajan a pie. La falta de presupuesto demora algunas reparaciones durante meses.

Las puertas del taller del acuertelamiento de Mayandia.
El 091 se queda con siete coches para patrullar toda la ciudad
HERALDO

La Policía Nacional se ha visto obligada a recurrir a coches patrulla con hasta 15 años de antigüedad y más de 300.000 kilómetros para suplir las numerosas bajas que está sufriendo su parque móvil en Zaragoza. Se da además la circunstancia de que estos viejos vehículos están siendo utilizados por los agentes del 091, el servicio que se encarga de atender las llamadas más urgentes de los ciudadanos. Y ni siquiera con este 'parche' se está consiguiendo cubrir todas las necesidades, ya que esta semana solo había siete 'zetas' -como se conoce a las patrullas del Servicio de Protección al Ciudadano- para patrullar toda la ciudad.

Si sumamos los camuflados y los que lucen los distintivos oficiales del Cuerpo Nacional de Policía, el 091 cuenta con 20 vehículos en Zaragoza. De estos, 13 estaban el pasado miércoles en el taller del acuartelamiento de General Mayandía. Algunos presentan averías graves y llevan meses apartados de las calles, mientras que otros tan solo precisan algún recambio. Sin embargo, la falta de presupuesto está haciendo que muchas reparaciones sencillas se demoren más de lo habitual, lo que impide a los agentes disponer de una herramienta esencial para su trabajo.

Entre 170 y 180 funcionarios están adscritos al servicio del 091 en la capital aragonesa. Unos pocos están destinados en la sala de comunicaciones y se encargan de atender las llamadas de los ciudadanos, pero la inmensa mayoría se dedica a patrullar por las calles de la capital aragonesa. Sin embargo, según ha podido saber este periódico, la gran cantidad de coches inoperativos ha obligado incluso a reubicar temporalmente a algunos de estos funcionarios y a retirarlos de la calle. Otros han llegado a hacer las rondas a pie, lo que limita bastante su capacidad de respuesta.

El parque móvil de la Jefatura Superior de Aragón está compuesto por alrededor de 300 vehículos, entre los que se incluyen desde las cuatro motocicletas de la Unidad de Protección y Reacción (UPR), hasta las grandes furgonetas de la Unidad de Intervención Policial (UIP). Estas dos unidades, que usan una indumentaria específica y se movilizan en caso de disturbios, acontecimientos o controles especiales, son las que más recientemente han renovado su flota.

La Dirección General de Policía (DGP) dispone de vehículos propios, pero cada día se suministran más a través de contratos de renting. Según fuentes sindicales, estos últimos se sustituyen y reparan con más rapidez, ya que las averías están contempladas en los programas de mantenimiento. "El problema es mayor con los coches de propiedad, que se tienen que reparar en nuestro taller. A la falta de personal se suma la de presupuesto, lo que hace que te encuentres vehículos que llevan parados más de seis meses", comenta un portavoz de la Confederación Española de Policía (CEP).

Los sindicatos ya han trasladado su preocupación por el estado del parque móvil de Zaragoza a los responsables de la Jefatura Superior. "Pero la excusa es siempre la misma: no hay dinero", dicen desde la CEP.

Aunque los vehículos asignados al 091 son del modelo Citroën Picasso (el antiguo y el nuevo), estos días se están dejando ver por las calles de Zaragoza turismos Peugeot 306. Llaman la atención porque ni siquiera están pintados como los que utiliza habitualmente el 091, pero es que llevaban mucho tiempo parados y ahora han tenido que ser repescados. Los agentes aseguran que su estado no es el ideal, sobre todo, teniendo en cuenta que estos coches se usan durante las 24 horas del día y en situaciones de urgencia. En alguno de ellos, se ha detectado incluso como a través del aire acondicionado se filtran también los gases.

La Policía tiene su propia ITV

Según fuentes oficiales de la Jefatura Superior de Aragón, todos los coches patrulla que están en la calle han pasado la correspondiente inspección técnica y han sido declarados aptos. Sin embargo, hay que puntualizar que esas revisiones no son las mismas que se hacen al resto de vehículos en circulación y que están obligados a pasar la ITV en una estación de la DGA. La Policía Nacional cuenta con su propio sistema de inspección mecánica, un tráiler que cada cierto tiempo se va desplazando por las ciudades para supervisar sus vehículos.

La Jefatura Superior recuerda también que los coches patrulla pasan por muchas manos, lo que inevitablemente incrementa las averías. "A veces hay que pedir piezas a Madrid, y eso obliga a tener algún coche parado", explican. En cualquier caso, insisten en que "esta semana no se ha quedado ningún agente sin patrullar por falta de vehículos". En cuanto a los que lo hacen a pie, explican que "hay calles peatonales a las que es imposible acceder en vehículos".

Etiquetas