Zaragoza
Suscríbete

ENCINACORBA

Música y confraternización en la primera jornada festiva

EncinacorbaNuestra Señora de la Virgen del Mar, del 4 al 9 de agosto.

La banda de música amenizó ayer la jornada.
Música y confraternización en la primera jornada festiva
HERALDO

Ayer dieron comienzo las fiestas en honor de la Virgen del Mar. Un día muy señalado en Encinacorba por lo que implica de diversión, alegría y tradición. Y también porque propicia el reencuentro de los vecinos con los familiares y los amigos que viven en otras localidades.

La emoción se palpaba en el ambiente. Al mediodía, dos miembros de la comisión de fiestas lanzaron el chupinazo en la puerta del Ayuntamiento. A continuación, los cabezudos y la centenaria banda de música de Encinacorba, la más antigua de Aragón, según dijo el alcalde, Luis Mateo Gasca (al menos porque ha mantenido una actividad ininterrumpida) cobraron protagonismo y recorrieron las calles del pequeño pueblo bajo la atenta mirada de sus habitantes. Entre el público había una nutrida presencia de niños, hijos de aquellos que emigraron a las grandes ciudades.

Después llegó el momento de disfrutar de un vermú ofrecido por el Ayuntamiento en el pabellón municipal. Un aperitivo de jamón, cortesía de un secadero, y queso para abrir boca. En esos instantes quedó patente la importancia de las fiestas como elemento de confraternización.

Por la tarde se disputó un concurso de guiñote en las piscinas y el bar. Había rivalidad, como en toda partida de cartas que se precie, si bien reinaba el buen rollo. A las 18.00, la banda de música deleitó con un concierto. A continuación se celebraron los actos de fe: la novena y un rosario general. Ya por la noche, y hasta que el cuerpo aguantó, hubo baile entre risas y disco móvil.

Hoy es la jornada de mayor trascendencia religiosa, con la procesión y una misa concelebrada, a las que hay que sumar una novena y un rosario general.

Etiquetas