Zaragoza
Suscríbete

VIOLENCIA DOMÉSTICA

Condenada a seis años de prisión por darle un puñetazo a su ex pareja y hacerle estallar un ojo

La agresora y la víctima trabajaban en la misma fábrica, lo que aprovechó la primera para acorralarla en un aseo cuando orinaba.

La acorraló en el baño cuando estaba orinando y le propinó un puñetazo en el rostro. El golpe fue tan fuerte que le hizo estallar el globo ocular izquierdo. La víctima tuvo que ser intervenida de urgencia en el Miguel Servet, donde estuvo hospitalizada durante ocho días. Necesitó un total de 67 para recuperarse, pero ya nunca volverá a ver con ese ojo.

Agresora y víctima vivían juntas y habían mantenido una relación sentimental que se truncó justo un día antes de los hechos, que se produjeron en la fábrica de galletas en la que ambas trabajaban el 21 de noviembre de 2008. En el juicio celebrado a finales de junio en la Audiencia Provincial, la Fiscalía pidió seis años de prisión para la acusada, Yazmin Benavides, de 35 años. La misma pena solicitó la acusación particular, ejercida por el letrado Javier Notivoli en nombre de la víctima. El abogado defensor dijo que su cliente no tenía intención de lesionar y propuso que fuera absuelta.

Sin embargo, al tribunal no le ha temblado el pulso a la hora de dictar una sentencia condenatoria. De hecho, ha impuesto a la procesada los seis años de cárcel y una indemnización de 54.690 euros.

La condenada tendrá que abonar también al Salud los 2.952 euros de la factura médica y deberá hacerse cargo de las costas del proceso, incluidas las de la acusación particular.

El Ministerio Público pedía que se valorasen las secuelas conforme al baremo de los accidentes de tráfico vigente en 2008. Pero la Sección Sexta de la Audiencia de Zaragoza ha entendido que la indemnización debía ser incluso superior, dada la naturaleza "totalmente injustificada y altamente dañina" de la agresora.

Durante su declaración, la acusada dijo que solo entró en el baño para hablar y negó que le pegara un puñetazo a su ex pareja. Explicó que fue al abrir la puerta del aseo cuando el picaporte golpeó en el ojo a la mujer. Sin embargo, el tribunal, apoyándose en el informe del forense, cree totalmente improbable esta posibilidad.

Etiquetas