Zaragoza
Suscríbete

CÉSAR FALO, DIRECTOR DE LA CANDIDATURA ZARAGOZA 2016

"Si pasamos el primer 'corte', Zaragoza será Capital Cultural Europea en 2016"

La capital aragonesa aspira oficialmente ya a la designación, y tendrá que competir en septiembre próximo con otras 15 ciudades españolas.

César Falo, director de la candidatura Zaragoza 2016, fue coordinador de Zaragoza Cultura.
"Si pasamos el primer 'corte', Zaragoza será Capital Cultural Europea en 2016"
JOSé MIGUEL MARCO

De las 15 rivales, ¿a cuál teme?

A ninguna, y no lo digo por arrogancia, sino porque sé que lo que que el jurado va a premiar son los contenidos, y ese es nuestro fuerte. San Sebastián ha vinculado su candidatura a eventos internacionales que lleva tiempo organizando, Santander cuenta con un fuerte respaldo económico... Pero en cuanto a contenidos, tenemos una gran propuesta.

¿Cuáles son sus claves?

Movilidad, sostenibilidad y participación.

Son conceptos muy manidos.

Pero, en nuestro caso, reales. En cuanto a participación, por ejemplo, basta con decir que más de 300 personas y entidades han puesto su grano de arena en nuestra propuesta. En cuanto a la movilidad... Si hay algo palpable hoy por hoy en Europa es la moneda única y la movilidad, tanto de personas como de proyectos. Y ahí hemos puesto el acento: desde Zaragoza y hacia Zaragoza.

¿Y sostenibilidad? ¿Puede una Capital Europea de la Cultura ser verdaderamente 'sostenible'?

Claro. Otro de los puntos a favor de nuestra candidatura es que no es cara. Ya tenemos la mayoría de los equipamientos necesarios, y los que aún son un proyecto tienen resuelta su financiación, ya sea pública, como el Museo Pablo Serrano, o privada, como el Caixaforum. Así que todo el presupuesto irá directamente a eventos culturales. Además, ya le hemos advertido a Europa que haremos lo que podamos económicamente.

Pero de lo que se trata, ¿no es precisamente de lo contrario? Buscar un pretexto para lograr infraestructuras que de otro modo no se conseguirían...

Es cierto que muchas ciudades entienden la designación de Capital Cultural Europea como una oportunidad para ganar equipamientos e infraestructuras. Y el ejemplo de Liverpool en 2008, que se 'levantó' como ciudad gracias a la designación, todavía pesa mucho. La capitalidad puede ser muy rentable: Liverpool consiguió ocho euros por cada uno que se invirtió. Pero todo el mundo ha querido seguir la estela, y ese es ya un modelo muy visto, agotado. Frente a ese planteamiento, nosotros hemos querido ir a los orígenes y hemos presentado una propuesta que busca, más que equipamientos, que Zaragoza sea una digna representante de lo que es la cultura europea.

¿Y cuánto nos va a costar?

Nosotros estamos manejando una estimación de presupuesto total de 90 millones de euros. Es una cifra que se repartirá a lo largo de cinco años y que, en cualquier caso, está sujeta a lo que dicte la actual crisis económica. Buena parte del presupuesto será aportado por Europa y por el Estado español, aunque la cifra exacta no se sabrá hasta la segunda fase del proceso de selección. Es una cifra importante, sin duda, pero no lo es tanto si se compara con la realidad. Marsella, que es capital europea de la cultura en 2013, tiene un presupuesto de 98 millones de euros para programación y 400 más para infraestructuras.

Ese apartarse de los cánones que decía, ¿no es arriesgado?

Quizá, pero en el fondo somos los más 'fundamentalistas', los que más nos ceñimos a las bases de la convocatoria, que buscan la dimensión europea de la cultura y la capacidad de la cultura de 'hacer' Europa. Preferimos dar a conocer la cultura que se hace en esta ciudad a que Zaragoza sea conocida fuera. No hay ni un solo programa, ni una sola iniciativa, en la que no estén implicados elementos europeos. Nos ajustamos tanto a las bases de la convocatoria que va a ser muy difícil eliminarnos a las primeras de cambio. Y eso es precisamente lo que hemos buscado, ponerle al jurado muy difícil, casi imposible, eliminarnos en esta fase.

A finales de septiembre defenderá la candidatura en Madrid y el día 29 el jurado anunciará las cinco o seis ciudades que pasan este primer 'corte'. ¿Luego...?

Sinceramente, creo que, si pasamos esta fase, Zaragoza será Capital Europea de la Cultura. El jurado, tanto en la primera fase como en la segunda, es eminentemente técnico, y está integrado por especialistas que han trabajado en otras ciudades que han sido capitales europeas o han liderado importantísimos proyectos culturales. Si se valora lo que esta ciudad está haciendo internacionalmente en el terreno cultural, nuestra capacidad de organización, la sostenibilidad de nuestra propuesta...; si se tiene en cuenta que el 100 por ciento de nuestros proyectos entran dentro de los parámetros que la Unión Europea ha fijado para el programa cultural de los años 2007-2013... Además, a algunas de las candidatas la designación les produciría un enorme problema logístico. A Zaragoza, después de la Expo, no.

Muchos quieren ver grandes nombres de la música y las artes.

Como es lógico, tendremos que acudir al mercado internacional de contratación. Pero esa no es la clave de nuestra propuesta, entre otras cosas porque nadie sabe, en 2010, qué va a ser lo más rompedor, popular o exitoso en 2016. Podemos estar más o menos seguros de que ese año los Rolling harán una nueva gira de despedida (sonríe) pero, aparte de eso, ¿podemos estar seguros de algo más? Lo que queremos hacer, y estamos haciendo ya, es trabajar con las que serán las grandes figuras de la danza, la música, la plástica y las artes escénicas en 2016. Trabajamos para conseguir que todas las grandes ciudades de Europa quieran tener lo que nosotoros hayamos creado para 2016.

Etiquetas