Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

FIESTAS DE SANTA ANA

Un ejército de 'barbies' y dos copas del Mundo en el pregón de Utebo

Tras el chupinazo, la fiesta continuó con el tradicional desfile de carrozas y comparsas.Los actos siguen hoy con varios encierros y una verbena para los más pequeños.

Unas 15 comparsas participaron en el desfile de carrozas. Entre ellas, este grupo de 'barbies'.
Un ejército de 'barbies' y dos copas del Mundo en el pregón de Utebo
PEDRO ETURA / APG

Ni un alma se veía ayer por las calles de Utebo. Tan solo las de un rezagado cardenal Richelieu y un par de mosqueteros que corrían apresurados hacia algún sitio. El resto estaban todas apiñadas en la plaza de España a la espera de que las celebraciones en honor de Santa Ana, patrona de la localidad, arrancasen. Había almas jóvenes -algunas, incluso, iban en carrito-, maduras, muchas ataviadas con las camisetas de las diversas peñas, y más de una, aprovisionadas con pistolas de agua. Pero todas estaban allí por lo mismo: vivir en primera persona el arranque de las fiestas 2010.

Y eso ocurrió exactamente a las 18.45, con el estallido del cohete. Inmediatamente, el sonido de los repiques de campanas y las canciones de la charanga inundaron la plaza, poniendo ritmo a la lluvia de color que cayó sobre todos los congregados. Globos, serpentinas y confetis volaron sobre las cabezas de los utebanos. La fiesta se había desatado.

Momento antes, el pregonero de este año, Daniel Roqueta -sastre de toreros y vecino de la localidad- dirigió unas palabras a los asistentes desde el balcón del centro cultural. Con ellas quiso transmitir el honor que sentía al estar allí. Roqueta, turolense de nacimiento, lleva casi treinta años asentado en la localidad. "Asentarnos aquí, allá por 1982, fue una de las mejores decisiones de mi vida", le dijo a todos sus vecinos. Y añadió que en Utebo había vivido "momento inolvidables junto a su familia". Por último, el pregonero invitó a todos a disfrutar de las fiestas e hizo un llamamiento a la sensatez.

El siguiente en coger el micrófono fue el alcalde, Miguel Dalmau, que pidió a los asistentes que lo pasasen "lo mejor posible". Después llegó la esperada frase. "¡Viva Santa Ana y viva Utebo!". Y la plaza contestó: "¡Viva!"

"Ahora toca ir a por la sangría, que ya la tenemos preparada", comentó el joven Antonio, de la peña 'El Chandrío'. "Que hay que prepararse para ir luego a la discomóvil", añadió.

Eduardo y Arias, de 'La Bicicleta' y vecinos de Utebo "de toda la vida", también celebraban el arranque de las fiestas, aunque estos lo hacían en compañía de sus mujeres y de sus hijos. Ambos tenían muy claro qué es lo mejor de estos días: "Sin ninguna duda, el ambiente de las peñas". "Aunque ahora, con los pequeños, ya no lo podemos vivir tanto como antes", matizaron. Ahora les toca más ir a las ferias y a los encierros chiqui. "Pero a mí lo que más me gustan son las vacas", advirtió el valiente David, hijo de uno de los expertos utebanos.

Esperado desfile

"No me bajes, que vienen ya", le pedía la pequeña Rocío a su tío, que la sujetaba a corderetas. Lo que venían eran las esperadas carrozas. Y entonces todo cobró sentido. En una de las comparsas apareció el cardenal Richelieu con su séquito de mosqueteros, aunque andando a un ritmo mucho más sosegado. Junto a ellos iban los personajes más insospechados: la familia Simpson, Sara Carbonero -con un bigote muy poco favorecedor- e Iker Casillas, dos copas del mundo, un equipo de Callejeros -el programa de Cuatro- acompañado por sus habituales protagonistas, un ejército de 'barbies' y un grupo de bailarinas de Bollywood con demasiados pelos en las piernas.

Con este ambiente, los actos continúan hoy. Los uteberos podrán disfrutar de los encierros a las 12.00 y a las 18.00, de un festival de jotas -a las 20.30- y del concierto de Fondo Flamenco -a las 23.30-. Para los pequeños, verbena infantil -a las 19.30- y chiqui encierro.

Etiquetas