Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

HERALDO ABIERTO

"No ha venido nadie tras el incendio"

Algunos vecinos de Purroy critican que no han llegado las ayudas que se anunciaron para las fincas dañadas hace un año por un incendio que afectó a varios municipios de la zona. Ni siquiera se han limpiado los árboles.

José Ignacio Álvarez, ante un árbol dañado por el incendio.
"No ha venido nadie tras el incendio"
SILVIA LACáRCEL

Hoy se cumple exactamente un año del incendio que afectó a 400 hectáreas de la Comunidad de Calatayud, en su mayoría de monte bajo, aunque también de vegetación de ribera, frutales de vega, y almendros. El fuego se inició en Purroy, barrio de Mores. Doce meses más tarde, según denuncia un vecino de la localidad, José Ignacio Álvarez, las administraciones no han cumplido lo que días después del siniestro dijeron.

"Se quedó en que poco a poco se iría arreglando todo, pero hasta la fecha, aquí no se ha hecho nada, está igual que cuando se quemó", afirma este hombre, que por entonces era alcalde pedáneo de Purroy.

El monte bajo se ha ido reverdeciendo con el paso de la primavera. Pero José Ignacio es más crítico y señala el lamentable estado de otros árboles, a orillas del río Jalón, y de un pino centenario (de gran porte y que alcanza unos 25 metros de altura) que hay frente a su casa, y que tiene una de sus grandes ramas quebrada, con el riesgo que conlleva para las mujeres mayores de la pedanía que van por allí a pasear. "Si lo hubieran podado habría vuelto a tirar", indica.

José Ignacio se ofreció a ayudar

Este vecino asegura que, incluso, llegó a acudir al Ayuntamiento de Mores para solicitar que fuera un camión de bomberos con escalera y que entonces él mismo estaba dispuesto a sanear el ejemplar. "Lo que ves limpio, es porque lo he limpiado yo con la motosierra porque aquí no ha venido nadie", lamenta José Ignacio.

Por su parte, Santiago Gimeno, vecino algunas temporadas de Purroy, recuerda que "desde la DGA se instó a los diferentes ayuntamientos afectados a que recogiesen el censo de las fincas que se habían quemado". Así se hizo en agosto, y sin embargo "después del incendio ni una ayuda", explica.

Las llamas, que se extendieron por los términos municipales de Mores, Morata de Jalón, Chodes y Arándiga, quemaron varios puentes construidos con traviesas de madera para cruzar acequias, fincas y casetas. "Sería necesario que alguna autoridad venga y vea lo que hay porque estamos abandonados", manifiesta José Ignacio.

Tendido eléctrico en el suelo

Este vecino de Purroy se queja, además, de que hayan sido frustrados sus intentos de exponer la situación a la presidenta de la Comunidad de Calatayud. "He llamado dos o tres veces a Carmen Herrero, y no sé qué pasa que siempre la cojo reunida. Alguna vez podría venir a Purroy y le enseñaría cómo está esto", comenta Ignacio.

Pero, además de los daños a la flora y la dejadez que se observa en la zona, algunos vecinos insisten en otro daño sin reparar, como es un tramo del tendido eléctrico, que está en el suelo porque no se han repuesto los postes de madera que el fuego quemó.

Etiquetas