Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

SUCESO

El estado del nonagenario que intentó matar a su mujer obliga a aplazar el juicio

El hombre, para el que el fiscal pide ocho años de internamiento en un centro especializado por su deterioro mental, está ingresado en un hospital.

El deteriorado estado de salud del nonagenario acusado de intentar matar a su mujer obligó ayer a retrasar el juicio hasta octubre. El hombre, de 92 años, presenta un cúmulo de enfermedades mentales -delirios, demencia, trastornos amnésicos y cognoscitivos, psicóticos y esquizofrenia- y otras físicas que le mantienen ingresado en el hospital y que le impidieron comparecer ante el tribunal que debía juzgarlo por tentativa de homicidio.

Su estado mental ya fue tenido en cuenta por el fiscal que, ateniéndose a los informes de los médicos forenses, considera que el anciano es inimputable y no solicita cárcel para él, sino el internamiento durante ocho años en un centro especializado.

El homicidio frustrado se cometió el 12 de diciembre de 2009, en la vivienda de la pareja. Habían terminado de comer y la mujer, de 88 años, se retiró a su habitación para descansar un rato. Pero cuando aún no había conseguido dormirse, su marido, Fidel L. F., entró en el dormitorio con un cuchillo de cocina en cada mano. Acto seguido, apartó las sábanas y se abalanzó sobre ella mientras repetía: "¡Que te mato, que te mato, si no te mato ahora te mataré después, tu familia me quiere tirar a la calle y ellos se quedarán con todo".

La mujer sufrió varios cortes, pero forcejeó con su esposo, se levantó de la cama y logró llegar hasta la puerta. Allí se cayó y perdió el conocimiento. Entonces, el procesado llamó a una amiga del matrimonio al que le dijo que fuera rápido porque había querido matar a su mujer, "pero que no había podido".

La anciana recibió varios cortes en la cara, cuello, tórax y manos y le tuvieron que dar once puntos de sutura. Como secuela le han quedado varias cicatrices.

El fiscal considera que los trastornos que padece el acusado anularon su voluntad y su capacidad de entender lo que hacía. Por eso, pide que se aplique la eximente completa de enfermedad mental. La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Zaragoza, donde iba a celebrarse el juicio, retrasó la vista oral hasta el próximo 25 de octubre.

Etiquetas