Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

ZARAGOZA

Las obras de la estación de Goya se suman a las del tranvía y agravan los problemas de tráfico

Los trabajos del apeadero, que durarán 19 meses, empezaron ayer y obligarán a cortar tres meses el servicio de cercaníasMorlán descarta ampliar la línea si no hay demanda.

Las obras de la estación de Goya se suman a las del tranvía  y agravan los problemas de tráfico
Las obras de la estación de Goya se suman a las del tranvía y agravan los problemas de tráfico

Las obras de la estación de cercanías de Goya, que se sumaron ayer a las ya en marcha del tranvía, agravarán aún más los problemas de tráfico en el centro de Zaragoza, que no empezará a recobrar la normalidad hasta final de año. Aunque no hubo colapso en el primer día de trabajos, ya por la tarde comenzaron las afecciones, con tráfico lento en la avenida de Goya.

Los problemas se producirán sobre todo hasta octubre, el periodo que tardará la contratista de la estación en finalizar los trabajos del cruce con Gran Vía. Esa es la zona en la que coinciden los tajos del apeadero y del tranvía. Ayer mismo, una gran máquina empezó a taladrar el asfalto para colocar el primero de los 135 pilotes de 11 metros de profundidad que servirán para cimentar el cajón ferroviario y definirán su perímetro y estructura. Además, se instalarán 165 micropilotes. Después se construirá la losa superior, se excavará y se demolerá el túnel de ancho convencional.

Un carril por sentido

Para ejecutar estas obras, solo se ha dejado un carril por sentido para permitir el tráfico de Goya y hay que acceder a Alférez Provisional, tomar Marcial y girar hacia la calle de Calatayud para circular en dirección al sur de la ciudad. El mismo itinerario toman seis líneas de bus (30, 40, 20, 35, 45 y 53). En cuanto concluyan los trabajos en el cruce, se podrá proseguir con la construcción de la plataforma del tranvía y no será hasta final de año cuando se recupere la normalidad en el eje Gran Vía-Fernando el Católico. Las afecciones continuarán, eso sí, en Goya.

Además de los problemas para la circulación rodada, los trabajos obligarán a cortar tres meses el tráfico de cercanías y a desviar el de regionales por la ronda sur ferroviaria. Este corte, que comenzará entre enero y febrero y se prolongará hasta marzo o abril, es inevitable por la demolición del túnel de ancho convencional. Los trenes de alta velocidad seguirán circulando con normalidad.

El secretario de Estado de Fomento y Planificación, Víctor Morlán, presentó ayer esta nueva infraestructura, que tiene un coste de 44 millones de euros y tardará 19 meses en estar construida. No disimuló cierto malestar con el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, quien criticó a Fomento por el retraso de tres semanas que arrastra el inicio de la obra. Belloch no acudió al acto y el secretario de Estado llamó "alcaldesa" a la concejal de Servicios Públicos, Carmen Dueso.

Morlán subrayó que la estación será "el punto neurálgico" para dinamizar un servicio que "no ha tenido mucha demanda" desde su inauguración en 2008. Respecto a futuras prolongaciones tras la decisión de Renfe de no alargar la línea de cercanías hasta Alagón, asumió que hay que tener en cuenta "la demanda que se produce y el nivel de eficiencia". Insistió en que solo si hay más demanda habrá prolongaciones.

Etiquetas