Despliega el menú
Zaragoza

POLÉMICA INAUGURACIÓN

Inauguran el viernes el barrio de El Saso entre críticas por deficiencias en la obra

San Mateo de Gállego liquida hoy el proyecto mientras hay dos procesos judiciales abiertos.

Un momento de la procesión de ayer en Gallur.
Inauguran el viernes el barrio de El Saso entre críticas por deficiencias en la obra
ISABEL SAUCO

La zona de San Mateo de Gállego conocida como El Saso, con casi mil parcelas y más de un millón de metros cuadrados, se inaugura este viernes con la presencia del consejero de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes, Alfonso Vicente. Un acto en el que el barrio entrará a formar parte del caso urbano de la localidad. Esto podría dar a entender que las obras de este proyecto, promovido por el Ayuntamiento y sufragado por los vecinos, han concluido, pero el alcalde asegura que quedan pequeños detalles.

Varios ciudadanos denuncian el mal estado del complejo y que aún quedan pendientes trabajos previstos inicialmente. Ausencia de alumbrado público, calles en las que no se ha actuado, arquetas vacías y sin cableado telefónico o 'raquetas' en lugar de dos rotondas de acceso motivan las quejas de Edmundo Núñez, residente y edil del PP, y otros vecinos. A estas deficiencias cabe añadir postes con madejas de cables y empalmes rudimentarios y lo más llamativo: postes de una línea de baja tensión colocados en plena calzada, dificultando el tráfico y que constituyen un posible riesgo. Incluso uno ocupa parte de un stop. Se han pintado de rojo y blanco para alertar de su existencia.

A este respecto, el alcalde, Jesús Ramón Villagrasa, comentó ayer que se ha colocado un sistema eléctrico soterrado y que corresponde a Endesa y a los vecinos alcanzar un acuerdo para su adaptación. Es, por lo tanto, un asunto "entre terceros". No obstante, fuentes de la compañía eléctrica resaltaron que la línea, que ya estaba antes de que se llevara a cabo la urbanización, cumple con la normativa y que es el promotor quien ha de solicitar y, en su caso, financiar el traslado de los postes o el soterramiento.

El primer edil, del PSOE, achacó los reproches vecinales a un sector minoritario. Apuntó que es una urbanización "perfecta" y que proporcionará una "calidad de vida impresionante". Hoy se celebra en el Consistorio un pleno extraordinario en el que el equipo de gobierno pretende liquidar las obras, es decir, cerrarlas y aprobar las cuentas. Villagrasa matizó que los trabajos continuarán y se pondrá lo que a su juicio falta: las placas de las calles y los buzones.

El asunto de El Saso está marcado por la polémica. Hay dos procesos judiciales abiertos, uno por la vía contencioso-administrativa y otro por la penal. El primero tiene su origen en el recurso de cinco vecinos, que demandan los justificantes de ingresos de las cuentras restringidas la urbanización y todas las certificaciones de obra. Entienden que las cuentas "presentan anomalías" y que sus pagos superan la inversión real. El Consistorio recurrió la decisión del juzgado de solicitar una ampliación de los informes ya aportados.

Por otro lado, otro juzgado ha dictado el auto de apertura de juicio oral contra 13 vecinos de El Saso por un supuesto delito de calumnias contra el regidor por el contenido de su recurso ante un acuerdo plenario en el que se aprobó la liquidación de la quinta cuota de urbanización.

Postes de baja tensión en plena calzada. Una de las quejas de varios vecinos se centra en la presencia de postes de una línea eléctrica de baja tensión en la calzada del barrio, con el riesgo que implica para el tráfico.

Etiquetas