Despliega el menú
Zaragoza

COMUNIDAD DE CALATAYUD

Los sindicatos irán a los tribunales si hay recortes para el personal municipal

Acusan al Ayuntamiento de Calatayud de "despilfarro", de haber generado "agravios comparativos" y comprar "voluntades".

Los representantes sindicales de los trabajadores del Ayuntamiento de Calatayud denuncian que el equipo de gobierno se está saltando la legalidad en los recortes de personal que quieren sacar adelante y anuncian que llegarán a los tribunales si el pleno del lunes aprueba las medidas que proponen PSOE y PAR.

Ayer, el comité de empresa, la junta de personal, y los sindicatos CSIF, CC. OO. y Cipol expresaron su "indignación" por la política de recortes que, dijeron, convierte a la 'empresa' más grande de Calatayud, con 372 empleados, en la primera administración de Aragón que se atreve a tomar estas medidas "cuando ni siquiera está claro que puedan hacerlo de forma unilateral. Es algo inaudito", afirmó el presidente de la junta de personal, David García.

El miércoles los sindicatos conocían un paquete de medidas para rebajar el gasto de personal y que, de prosperar, se aplicarán junto con la bajada del salario que contempla el Real Decreto del Gobierno. Entre otras, las acciones extraordinarias contemplan la reducción a la mitad y en dos tercios de las jornadas y sueldos de 29 personas, quedan sin aplicación las mejoras económicas del pacto y el convenio, y el Ayuntamiento dejará de pagar el 25% de la baja laboral del trabajador que hasta ahora asumía.

Pero, según dijo García, "es solo el aperitivo, después de esto vendrá más". El miércoles el propio concejal de Hacienda y Personal, Armando Miñana, reconocía que son "unas primeras medidas" y que si no aumentan los ingresos podrían tomarse otras. Los representantes sindicales pidieron ayer la retirada de estas propuestas y se ofrecieron para colaborar y reducir el gasto de personal (es casi la mitad del presupuesto), pero también el gasto corriente.

"El PSOE argumentó que no apoya muchas de las medidas, que vienen impuestas por el socio de gobierno, y el PAR exactamente lo mismo", señaló García. Los sindicatos sostienen que advirtieron al gobierno de que la plantilla está sobredimensionada "y ahora se pretende culpabilizar a 29 personas", dijo Antonio Mingotes, presidente del comité. "Le hemos dicho al concejal que no podíamos ir a una política de contratar 30 personas cada año, que el Ayuntamiento no podía soportarlo", añadió. Denunciaron "el dispendio económico en el Ayuntamiento", y el "grandísimo malestar" generado entre los empleados por "los agravios comparativos que se dan". "Con la compra de voluntades, hay otros trabajadores que están viéndose recompensados con complementos de productividad y especiales dedicaciones. Ahora desemboca en todo esto, y que sepamos, a ninguno de esos que han sido premiados se les toca la jornada de trabajo", afirmó García.

"Caza" del personal

Mingotes manifestó que se había iniciado "la caza del personal laboral" y que se iba hacia "una privatización brutal, encubierta, y ocultando información". La representante de CC. OO., Rosa Martín, explicó que se pretenden hacer modificaciones de contrato "sin haber negociado nada".

El equipo de gobierno está en minoría y el voto de las dos concejales sin adscripción será decisivo. Los sindicatos les pidieron que recapacitaran y a los trabajadores, que acudan al pleno. El alcalde, Víctor Ruiz (PSOE), indicó que se han producido recortes en muchas partidas y se mostró dispuesto a negociar, a partir del martes, las propuestas de los sindicatos. Y el aragonesista José Luis Frisa opinó que sería bueno reunirse antes del pleno.

Etiquetas