Despliega el menú
Zaragoza

POLÍTICA MUNICIPAL

La oposición habla del final de un ciclo político

El PP cree que el nuevo organigrama "hace aguas", CHA dice que Catalá deja un "empandullo" e IU exige mejorar la gestión.

Los partidos de la oposición coincidieron ayer en calificar de 'huida' la marcha del consejero Francisco Catalá y valoraron de forma muy dispar los cambios en el organigrama de gobierno. La portavoz del PP, Dolores Serrat, afirmó que Catalá se va en el peor momento para la ciudad y que su marcha supone el "fin del proyecto político del alcalde Belloch". Además, el PP considera que la reestructuración del gobierno "hace aguas" y que Catalá "pone pies en polvorosa", demostrando "el poco interés que tiene por los problemas de los zaragozanos". Para Serrat, el Consistorio ha de olvidarse de los grandes proyectos y las "Expos inviables", y consideró que Fernando Gimeno ha ido acumulando competencias a lo largo de la legislatura, e "igual sirve para un roto que para un descosido".

Por su parte, el portavoz de CHA, Juan Martín, criticó la salida de Catalá en la peor crisis económica que ha tenido la ciudad en los últimos 70 años. Martín puso el acento en la "paradoja evidente" de que quien ha generado el "empandullo" se marche y el alcalde, a su vez, solicite la responsabilidad de todos los grupos para "arreglar lo que no sabe o no puede solucionar el equipo de Gobierno". Conforme van pasando los meses, continuó el portavoz de CHA, el alcalde va perdiendo consejeros bien porque los tribunales los imputan, bien porque se "tiran por la borda en marcha".

José Manuel Alonso, el portavoz de IU, respetó la decisión personal tomada por Catalá pero exigió al alcalde "una respuesta sólida porque ha aprovechado para hacer una crisis de gobierno con objetivos electorales". "Reclamamos a Belloch que respete los acuerdos previos y las bases acordadas en la gestión municipal, y esperamos que Gimeno responda a las propuestas de IU sobre los cambios fiscales", dijo Alonso.

Etiquetas