Despliega el menú
Zaragoza

COMPETENCIAS

La Guardia Civil prohíbe al agente Toribio dedicar su tiempo libre a la seguridad vial

El Ministerio del Interior dice que esta actividad es "incompatible" con su trabajo como motorista de un destacamento de Tráfico.

El Ministerio del Interior sigue intentando apartar al agente Juan Carlos Toribio de su actividad en la Asociación Mutua Motera (AMM), desde la que lleva años fomentando actividades y campañas vinculadas con la seguridad vial. Pese a hacerlo de forma altruista y en su tiempo libre, la directora general de Personal y Servicios considera que esta dedicación es "incompatible" con su trabajo como motorista del destacamento de Tráfico de Fraga. Y así se lo ha hecho saber al funcionario, que arrastra otros dos expedientes disciplinarios por su "contumaz" (llegaron a utilizar este adjetivo) empeño en intentar que muera menos gente en la carretera.

El agente lleva casi dos años intentando que la Guardia Civil le autorice para desempeñar el cargo de responsable del departamento de Seguridad Vial en la AMM. Sin embargo, hasta ahora, todo han sido negativas. Su último intento se remonta al pasado 1 de marzo de 2010, cuando Toribio presentó una solicitud en la Oficina de Conflictos e Intereses del Ministerio de Presidencia. El expediente se acaba de resolver y la respuesta ha sido la misma.

Interior recuerda al funcionario aragonés que "la pertenencia a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad es causa de incompatibilidad para el desempeño de cualquier otra actividad pública o privada". Apostilla que las funciones que pretende desempeñar Toribio en la AMM no están incluidas entre las excepciones. Y añade que una labor de este tipo "comprometería su imparcialidad o independencia" como agente de Tráfico.

Ante esta resolución, al funcionario solo le queda la posibilidad de acudir a la Justicia y presentar un recurso contencioso-administrativo en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid o de Aragón.

Posiciones encontradas

La resolución del Ministerio del Interior choca con el posicionamiento del propio director general de la Guardia Civil y la Policía Nacional, Francisco Javier Velázquez, quien hace solo dos meses ordenó el archivo de uno de los tres expedientes abiertos contra Toribio. Como los otros dos, se le abrió por su empeño en promover actividades relacionadas con la seguridad vial desde una asociación motera. Hechos que se calificaban como "muy graves" y que podían haberle acarreado la pérdida de destino y una sanción de seis meses de empleo y sueldo.

El expediente archivado era el heredero de otro anterior, que tuvo que cerrarse porque se agotó el plazo legal para investigar sin que se dictara una resolución. Pese al descuido, en lugar de desistir, la Benemérita decidió incoar un nuevo expediente contra Juan Carlos Toribio. Durante todo este tiempo, se ha estado reprochando al funcionario que compatibilizara su trabajo con la labor en la AMM. Sin embargo, Velázquez reconoció en abril que no existe una incompatibilidad "legal". "La incompatibilidad es más ética que legal", aseguró.

Etiquetas