Despliega el menú
Zaragoza

ZARAGOZA

La constructora del tranvía levanta 60 metros de vías al detectar un ligero desplazamiento

El problema se ha producido en Fernando el Católico, entre Luis Vives y Manuel Lasala. La concesionaria de la obra indica que la incidencia no causará retrasos ni sobrecoste.

Varios de los carriles retirados en el paseo de Fernando el Católico.
La constructora del tranvía levanta 60 metros de vías al detectar un ligero desplazamiento
OLIVER DUCH

Operarios de la Unión Temporal de Empresas FCC-Acciona llevan varios días trabajando en el tramo de Fernando el Católico comprendido entre las calles de Luis Vives y Manuel Lasala para levantar alrededor de 60 metros de vías en las que se había detectado una desviación respecto a su posición correcta. Las causas no están del todo claras, aunque fuentes de la sociedad concesionaria, Los Tranvías de Zaragoza, creen que la incidencia se puede deber a un pequeño desplazamiento del terreno.

"Los carriles precisan de un ajuste muy preciso, al milímetro", explicaron fuentes de la obra. Por eso, en cuanto se confirmó el fallo se decidió levantar los raíles para proceder a su reposición. Los trabajos comenzaron el pasado jueves y ya se han retirado casi todos los carriles. La sociedad Los Tranvías de Zaragoza informó de que este tramo podría estar arreglado entre esta semana y la próxima. En cualquier caso explicaron que este problema no va a suponer ni retrasos en la ejecución de la infraestructura ni desfases presupuestarios.

La decisión de levantar las vías causó cierta sorpresa entre los vecinos de la zona, sobre todo porque precisamente fueron las primeras que se colocaron en diciembre del pasado año. Hay que tener en cuenta que su instalación es muy compleja y precisa de exhaustivos estudios topográficos para garantizar no solo la máxima seguridad, sino la eficiencia energética, la comodidad y el mayor silencio posible. Los raíles no se pueden desviar ni un milímetro.

Se trata de carriles procedentes de Polonia. Cada uno de ellos pesa una tonelada y mide 18 metros. En total, serán necesarios 1.500 para que los tranvías puedan circular por Zaragoza. Se sueldan in situ, previo sistema de vacío, a más de 1.500 grados con un crisol que recuerda el trabajo de los herreros tradicionales. Asimismo, los carriles van 'enchaquetados' con caucho para evitar cualquier tipo de vibración.

Al margen del problema de este tramo de la plataforma tranviaria, fuentes de la concesionaria indicaron que las obras van en plazo y a buen ritmo. No en vano, buena parte del trazado ya tiene pavimentadas sus aceras o incluso algún tramo está preparado casi para la reapertura al tráfico.

Asfaltado en Vía Ibérica

La zona más avanzada es una de las dos semicalzadas de Vía Ibérica, donde ya se ha completado casi en su totalidad la pavimentación de la acera, así como el asfaltado, y se han empezado a colocar los primeros postes de catenaria. No en vano, solo están pendientes de concluir los trabajos de señalización vertical y horizontal para su apertura a la circulación rodada.

No obstante, fuentes del Ayuntamiento aclararon que el estreno de Vía Ibérica coincidirá con el de las semicalzadas de Isabel la Católica, Fernando el Católico y Gran Vía, que van más retrasadas. Después se empezará a trabajar en la zona por la que actualmente pasa la circulación. Está previsto que este cambio, según el plan de movilidad, se produzca en la segunda mitad de julio, aunque solo se admitirá el tráfico en dirección a la salida de la ciudad.

La traza en Valdespartera también está muy avanzada, según fuentes de la sociedad Los Tranvías de Zaragoza, con los carriles instalados y notables progresos en la urbanización de las aceras, la iluminación y la catenaria. Indicaron que en los próximos días se producirá la apertura de la calle de Ciudadano Kane.

Fernando el Católico también tiene muchos tramos pavimentados y con las primeras capas de asfalto. En parecida situación está Gran Vía, que ya tiene el bordillo de protección del tranvía. Más retrasados están los trabajos en la plaza de San Francisco porque fue el punto donde la obra comenzó más tarde. Por último, las cocheras están tomando forma: se ha levantado la estructura de las naves de mantenimiento y han comenzado los trabajos para hacer ignífugas las oficinas.

Etiquetas