Despliega el menú
Zaragoza

OCIO

Para todos los gustos y edades

Encuentro de bolillos, mercado de las culturas y ruta turística en bici fueron algunas de las opciones lúdicas de ayer por la mañana en la capital aragonesa.

El Mercado de las Culturas se instala los fines de semana en el parque de Macanaz.
Para todos los gustos y edades
JOSé MIGUEL MARCO

Jornada festiva para todos los gustos y edades. Las actividades programadas por el Ayuntamiento de Zaragoza dentro de los Festivales del Ebro se unieron ayer a las organizadas por la semana cultural del barrio de La Magdalena, que se prolongará hasta el próximo día 28. La gente aprovechó la oferta lúdica y el buen tiempo (aunque con algo de cierzo) para llenar las calles. Solo tres ejemplos de ello:

Mil bolilleras en el antiguo recinto de la Expo

El primer punto de reunión y, sin duda el más multitudinario, fue el antiguo recinto de la Exposición Internacional (a la altura del Acurio, en las riberas del Ebro). Allí, más de mil personas -llegadas de todos los puntos de España- se dieron cita en el XVII Encuentro de Bolillos de Zaragoza. "Esta tradición estaba muerta, pero hace unos veinte años se recuperó y mira ahora...", aseguraba Mari Carmen Rodríguez mientras levantaba la vista y observaba la explanada llena de mujeres con sus inseparables mundillos y sus preciados y laboriosos trabajos.

Pañuelos, toallas, sábanas, paños de cocina... Nada escapa a la imaginación y a las cuidadosas manos de estas bolilleras, que se dedican a 'tejer' los finos hilos con sus pequeñas y escurridizas herramientas -los bolillos-. "Solo le dedico mis ratos libres, pero creo que en este mes terminaré la labor...", reconocía Pilar González, con su trabajo (un paño) encima de la mesa. Alumna de Mari Carmen, llegó junto a otras cuatro compañeras más desde Épila.

Desde Teruel y hasta la capital aragonesa también se desplazaron María Pilar Pascual y Rosa María Castán. No quisieron faltar al encuentro que ensalza esta tradición, que además de confeccionar 'joyas' de hilo, ayuda a "las manos y a la cabeza a mantenerse en forma". "Es muy beneficioso", apuntaba María Pilar.

Y en un mundo regentado por mujeres, Manuel Lizana demostró ayer que los hombres también pueden tener su hueco. "Mi esposa me llevó en 1993 hasta Andalucía a buscar bolillos artesanos y no los encontramos. Me enfadé bastante y desde entonces, decidí hacérselos yo", explicaba. Ahora, desde Arenys de Munt (Barcelona) recorre España vendiéndolos en concentraciones y encuentros de bolillos.

Una mañana a ritmo de pedal por el Casco Histórico

Hay quien aprovechó la jornada para conocer a ritmo de pedal más a fondo la historia y los lugares más emblemáticos del Casco Histórico. Dentro de la Semana Cultural de La Magdalena, se celebró la XI Bicicletada que este año se dedicó a la "biodiversidad". Los organizadores (Recicleta y la Agencia Medio Ambiental Ibón) explicaron a los participantes durante el recorrido las huellas que han dejado en la ciudad las diferentes culturas: íberos, romanos y árabes para llegar a la Zaragoza medieval.

"Vivo en el Casco y lo conozco, pero siempre se aprende algo... Además, soy fiel defensora de la bici. La utilizo casi a diario y estoy encantada de que cada vez hagan más carriles bici", afirmaba Petra Castejón poco antes de comenzar la ruta. Como ciclista habitual no quiso dejar pasar la ocasión para reclamar a los conductores un poco más de "conciencia" y al Ayuntamiento de Zaragoza el arreglo de algunos baches del asfalto.

Mercado de las Culturas en el parque de Macanaz

Pero la mañana dejó también otros puntos de animación en la ciudad. Un año más, el parque de Macanaz, en el Arrabal, fue el escenario elegido por la Fundación Africana Subsahariana -fundada en 1999-, para instalar el Mercado de las Culturas, que se expondrá todos los fines de semana hasta el próximo 1 de agosto y en el que se podrán encontrar productos artesanales y degustar gastronomía internacional. Y la animación musical corrió a cargo de una verbena étnica.

Etiquetas