Despliega el menú
Zaragoza

OBRAS DEL TRANVÍA EN ZARAGOZA

Gran Vía se reabrirá al tráfico en menos de un mes

Los vehículos volverán a circular en ambos sentidos mientras se termina el paseo peatonal. En el resto del eje se habilitará la calzada en obras, pero en sentido contrario.

Dos operarios trabajan en la plataforma tranviaria, ayer por la mañana.
Gran Vía se reabrirá al tráfico en menos de un mes
JOSÉ MIGUEL MARCO

La reforma urbana que conlleva el tranvía empieza a mostrar su imagen definitiva en la Gran Vía, que se reabrirá al tráfico en la segunda quincena de julio tras siete meses y medio de cierre. Los conductores recuperarán esta arteria básica de la ciudad, pero tendrá la mitad de capacidad al quedar reducida a un carril por sentido para dejar sitio a la plataforma tranviaria.

Con la llegada del verano también se podrá circular por el resto del eje norte-sur, ya que la calzada que actualmente está en obras a lo largo de Fernando el Católico, Isabel la Católica y Vía Ibérica estará concluida. Eso sí, se invertirá el sentido de circulación, de modo que solo se podrán utilizar en dirección hacia la salida de la ciudad. De esta forma, se podrá intervenir en el tramo que ahora sigue dando servicio.

Los vehículos circularán por los carriles más próximos al hospital Miguel Servet hacia el sur de la ciudad. Para llegar a tiempo, las máquinas asfaltaban Vía Ibérica la noche del jueves. Los operarios también trabajaban ayer en la instalación de los bordillos de granito de la plataforma tranviaria, a la altura de Gran Vía, donde ya se han asfaltado los carriles.

Los ciudadanos aún tendrán que esperar a finales de año para ver terminada la plataforma tranviaria, lo que permitirá poner en marcha las pruebas del trazado durante tres meses. Si se cumple el calendario anunciado por el Ayuntamiento, los primeros tranvías circularían ya con viajeros a principios de la primavera.

Nuevas complicaciones

No obstante, el tráfico se complicará de nuevo en el cruce con la avenida de Goya, donde empezarán dentro de una semana los trabajos de construcción del apeadero de Cercanías. Esto obligará a dejar tan solo un carril por sentido en el cruce con Gran Vía y Fernando el Católico, aunque las molestias se alargarán únicamente hasta finales de septiembre si se cumple el programa de las obras.

Esta actuación obligará a desviar unos 10.000 vehículos y seis líneas de autobús urbano (30, 40, 20, 35, 45 y 53).

Esta circunstancia obliga a establecer itinerarios alternativos para salir del centro y dirigirse al sur de la ciudad, tanto para los buses como para los vehículos particulares. Los conductores tendrán que tomar Alférez Provisional, cruzar Gran Vía para llegar a la calle de Marcial, que cambiará su sentido de circulación. Después se girará por la calle de Calatayud para después continuar hacia Baltasar Gracián y Arzobispo Apaolaza en dirección hacia el sur.

Etiquetas