Despliega el menú
Zaragoza

CONSECUENCIAS DE LA LLUVIA

Rocas de más de cien kilos se desprenden del castillo de Luesia y dañan una casa y un coche

Las últimas lluvias parecen ser la causa de este suceso, en el que no hubo que lamentar víctimas.

Una piedra de grandes dimensiones destrozó un todoterreno aparcado cerca del castillo.
Rocas de más de cien kilos se desprenden del castillo de Luesia y dañan una casa y un coche
RICARDO GARCéS

Un todoterreno aplastado y daños en el tejado de una vivienda y un corral. Estos son los desperfectos que ocasionó el desprendimiento de unas piedras, algunas de grandes dimensiones y más de 100 kilos, del entorno del castillo de Luesia. Por fortuna, no hubo que lamentar heridos. Los jóvenes que jugaban en la calle se habían metido en un patio minutos antes del suceso, que tuvo lugar el pasado sábado a la hora de comer.

El alcalde del municipio, Jaime Lacosta (PP), indicó que se desgajaron unos trozos de la enorme roca que sustenta el torreón del castillo. Achacó lo ocurrido al efecto de las lluvias y al viento, con la consiguiente erosión. "Una roca es un elemento vivo", enfatizó.

El primer edil explicó que el Ayuntamiento se ha puesto en contacto con el Ejecutivo aragonés para que unos técnicos de Patrimonio evalúen la zona y estudien si hay posibilidades de nuevos derrumbes (no es la primera vez que se producen, aunque en otros puntos) y, en ese caso, se tomen las medidas correspondientes.

En su día ya se examinó el terreno y los expertos resaltaron que no había problemas. El Consistorio ha enviado a la DGA unas fotografías que captan las consecuencias del siniestro.

El sábado, mientras llovía, las piedras fueron a parar al tejado de una casa, rompiendo varias tejas, y una de ellas rodó y cayó sobre el vehículo, apuntó Lacosta. El popular descartó que el desprendimiento guardara relación con las obras de consolidación que se efectuaron años atrás en las murallas y parte del edificio de la torre del castillo, que incluyeron excavaciones arqueológicas. Recordó que esos trabajos hicieron visitable la zona alta de la fortaleza.

Por su parte, Ricardo Garcés, uno de los vecinos afectados por el desprendimiento, mencionó que las causas podían estar en la lluvia, pero también en las obras de restauración del castillo. En su opinión, la empresa a la que se las adjudicaron no tuvo demasiado cuidado, y criticó que tiraran restos de hierbas y escombros al tejado de su corral.

Garcés, quien se siente perjudicado por las citadas actuaciones, alertó de que hay otras piedras "a punto de caerse". Por eso, y ante el riesgo de que pudieran darse nuevos desprendimientos que afectaran a los vecinos del barrio de la Fuente, pidió soluciones urgentes.

Etiquetas