Despliega el menú
Zaragoza

ESTÁN EN PELIGRO DE EXTINCIÖN

El Acuario amplía su oferta con una familia de cinco titíes del Amazonas

Un plan europeo de especies en extinción procura su cría en cautividad en Zaragoza.

El Acuario amplía su oferta con una familia de cinco titíes del Amazonas
El Acuario amplía su oferta con una familia de cinco titíes del Amazonas
TONI GALáN/A PHOTO AGENCY

Entre los cinco pesan kilo y medio. Por algo son pigmeos. Se les conoce como 'titíes de cara blanca' y, aunque ayer supuestamente estaban en periodo de adaptación a su nuevo hábitat, había que ver cómo se encorrían y jugueteaban. Se trata de cinco monos titíes de Geofroy, que el Acuario de Zaragoza acaba de presentar en sociedad. Estos animales, cuya cría en cautividad se intentará en Zaragoza a través de un programa europeo sobre especies en peligro de extinción, se suman a la riqueza faunística del Acuario que alcanza 300 especies y más de 5.000 ejemplares.

Pedro Gimeno, director técnico de este espacio, explicó que la familia adquirida procede de la Amazonia brasileña y que en su nuevo habitáculo han de conservarse las condiciones ambientales de su entorno natural: la temperatura tiene que estar entre los 26 y los 28 grados, y la humedad ha de ser constante del 80%, por lo que el Acuario la controla electrónicamente.

Son dos adultos y tres crías -la menor de las cuales, recién nacida, apenas pesa 100 gramos- y se confía que puedan criar en cautividad, por lo que explicaron que su nuevo habitáculo se podría albergar hasta doce ejemplares y que su periodo de gestación es de cuatro meses y siempre tienen partos de mellizos.

Y, aunque son pequeños, estos monetes comen como limas. La alimentación sigue un estricto protocolo, por lo que sus menús incluyen pescado hervido, queso fresco y, los domingos, yogur con miel. A diario ingieren verduras como guisantes o calabacín y también fruta de todo tipo como sandía, peras, nísperos y manzanas. Según se ha comprobado, han salido 'respondones' respecto a las fresas, que las olisquean pero las dejan sin probar -acaso- por su acidez.

Estos pequeños experimentos, así como los trabajos de pesaje o desparasitación, se llevan realizando en el Acuario desde hace cuatro semanas, que es el tiempo que los titíes han pasado en cuarentena para aclimatarse a su nuevo hogar. Desde ayer, y como primera especie no acuática que puede verse en el recinto fluvial, ya se asoman al público en la zona reservada al río Amazonas.

Otros proyectos

Gimeno recordó ayer que el Acuario tiene en marcha otros proyectos de estudio e investigación, como el intento de recuperar peces autóctonos del Ebro como el pez lobo o el pez fraile, además del que se lleva conjuntamente con el Gobierno de Aragón sobre la reproducción de la 'margaritifera auricularia', un molusco bivalvo de agua dulce muy amenazado. Además, se está generando una pequeña barrera de coral para lo que se ha diseñado un hábitat de roca muerta en el que ya comienzan a surgir las bacterias y las algas que generarán el coral.

Amenazados por el cambio climático. La especie de estos monos está seriamente amenazada por la deforestación incontrolada de la selva amazónica. La contaminación y el cambio climático también juegan en su contra, aunque peor es su comercialización ilegal (están en peligro de extinción) como mascotas.

Etiquetas