Despliega el menú
Zaragoza

CAMPO DE BORJA

Denuncian el mal estado del parque infantil del Santuario de la Misericordia de Borja

Parte del muro junto a los juegos infantiles se ha hundido.
Denuncian el mal estado del parque infantil del Santuario de la Misericordia de Borja
J.L.

Los vecinos del Santuario de la Misericordia, barrio de Borja situado a 7 kilómetros de la ciudad, denuncian el "lamentable estado" que presenta el parque infantil, con juegos y elementos para niños como toboganes y columpios obsoletos, en mal estado de conservación y carentes de las medidas de seguridad necesarias.

A ello se suma el hundimiento de parte del muro posterior del recinto, cuyo desprendimiento ha sido ocasionado por las raíces de un viejo árbol ubicado en la parte superior. Los vecinos lo tienen claro. "Hay un evidente peligro de derrumbe encima de los niños que juegan en el entorno", señaló José Manuel Vallés.

Según la presidenta de la recién constituida Asociación de Vecinos del Santuario, Nuria Sánchez, este hecho se ha puesto en conocimiento del Ayuntamiento "en multitud de ocasiones y hasta ahora no se ha hecho", aunque coincide con su vicepresidente, José María Zuera, en que el alcalde les dijo "que en junio estaría hecho el parque infantil, incluyendo la tapia y el árbol". Esta situación es "una más" de las muchas demandas que los vecinos, como Andrés Carrascosa y María Teresa Ortiz, proponen al Ayuntamiento para que el Santuario "mejore su habitabilidad y servicios".

Para Teresa Vallés, el estado de conservación del parque demuestra "dejadez y peligrosidad" y recuerda que "hace más de año y medio" que lo denunciaron. Se quejan de una "mala administración" tanto del Ayuntamiento, propietario del parque, como de la Fundación Benéfica Hospital Sancti Spíritus, que lo es del muro.

Desde la asociación de vecinos aseguran que quieren colaborar con el Consistorio para la mejora del Santuario de la Misericordia con propuestas y planes de desarrollo que contribuyan a conseguir "un barrio modélico", todo ello preservando sus valores medioambientales, fomentando la solidaridad y la buena vecindad.

El alcalde, Eduardo Arilla (PSOE), dijo "entender" a los vecinos y adelantó que el Consistorio cuenta con una ayuda de la DPZ de 30.000 euros y se va a proceder al cambio de los columpios y elementos de juego. También se mejorará el parque infantil de Borja, renovando el material deteriorado e instalando una nueva área para niños de 0 a 3 años. Y se instalarán elementos de juegos en el parque Tres de Abril, en la urbanización Peñas de Herrera. Más complicada ve la solución para el muro del parque del Santuario por el coste económico que puede suponer.

Etiquetas