Despliega el menú
Zaragoza

PROTESTA

Mantas blancas "para que no se criminalice la pobreza"

Una movilización en Zaragoza llama la atención sobre la reforma del Código Penal contra el top manta que hoy vota el Senado.

Dos de los manifestantes, ayer, en Independencia.
Mantas blancas "para que no se criminalice la pobreza"
OLIVER DUCH

Ayer no había cedés pirateados, ni bolsos de Galvin Klein, ni carteras de Frada en las mantas del paseo de la Independencia. Estas lucían vacías y blancas para llamar la atención, entre otras cosas, de los siete manteros que están presos en Aragón. Hoy se votará en el Senado la reforma del Código Penal que, aunque rebajará la calificación de la venta ilegal de 'delito' a 'falta', no evitará, sin embargo, que los manteros puedan acabar en la cárcel.

"El problema es que el juez pude elegir la sanción de 'localización permanente' y como muchos vendedores carecen de domicilio legal es de prever que los manteros acaben cumpliendo penas de prisión", explicaban ayer desde la Plataforma de Juristas por la Despenalización del Top Manta. De hecho, esta asociación propone presentar una enmienda para que la falta pueda saldarse a través de "trabajos en beneficio de la comunidad" y que los 'sin papeles' no tengan que ser encarcelados o corran el riesgo de ser expulsados.

"Sobrevivir no es delito", "Las leyes nos hacen delincuentes" o "Yo también soy ciudadano" (este último con retranca, claro está) eran algunos de los lemas que podían leerse en las pancartas que portaban los manifestantes, muchos de los cuales ya habían pasado por la traumática experiencia carcelaria. "Han venido a contar sus historias para que la gente sepa que no se trata de mafias, sino de personas que tienen la necesidad de buscarse la vida", comentaba ayer Elena Giner, portavoz de la Red de Apoyo a Sin Papeles de Aragón. En este sentido, el manifiesto que se repartió ayer incidía en "el uso desproporcionado del Código Penal para sancionar la venta callejera" y recordaba que en 2009 "hasta 540 personas pasaron por prisión por este motivo". Además, se agradeció el apoyo "de las más de 4.200 personas que en Zaragoza respaldan con su firma la despenalización del top manta" y animaron a seguir manifestándose "para que no se criminalice la pobreza". El nuevo Código Penal, según explicaron los convocantes, obliga, además, a los manteros, "injusta e hipócritamente", al pago de cuantiosas indemnizaciones a las empresas de derechos de autor.

'Perfomance' incluida

La idea de la convocatoria de ayer era crear una fila de mantas blancas que recorriera todo el paseo y que hiciera reflexionar a los ciudadanos. A las 19.30 se comenzaron a desplegar sábanas vacías desde la plaza de España y hasta el Caracol. Los viandantes miraban, preguntaban, se hacían con una cuartilla donde se explicaba el motivo de la acción y alguno que otro se echaba a bailar a ritmo de timbales y otros instrumentos africanos. Ni qué decir tiene que la mayoría de quienes portaban pancartas eran subsaharianos, respaldados -eso sí- por los voluntarios de la Red de Apoyo a Sin Papeles de Aragón, que insistían en que "el problema no es la inmigración, el problema es la precariedad".

Algún que otro 'mantero' se vistió un mono azul con la palabra Policía pintada a la espalda y, a modo de 'performance', pidió a sus compañeros los papeles y los amenazó con una porra de plástico. Todo esto, bajo la atenta mirada de la Policía 'real', que merodeó la zona, paseo arriba, paseo abajo.

Etiquetas