Despliega el menú
Zaragoza

PLAZAS ESCOLARES

Miembros de la comisión de escolarización critican a la DGA por falta de información

Dicen que con los datos que tienen no pueden garantizar el buen reparto de plazas escolares.

Varios miembros de la comisión de garantías -órgano que vela por la adjudicación de colegios- han criticado la actitud que el Departamento de Educación ha mantenido durante el actual proceso de escolarización en el que -aseguran- apenas les han aportado datos de cómo se asignaban los centros. Otros años, los componentes de este equipo -formado por padres, sindicatos y la DGA- disponían de información detallada de cómo transcurría el proceso, podían analizar caso por caso y hacer balance de cuántos niños entraban en el colegio elegido en primera opción, en segunda, tercera... En esta ocasión, solo se les han facilitado los resultados por porcentajes generales que dicen, por ejemplo, que casi el 98% de los alumnos de primero de Educación Infantil han entrado en uno de los centros escogidos por sus padres.

"No dudo de la honestidad de la Administración, pero con los datos que nos han proporcionado no podemos acreditar los resultados. La ley dice que la comisión debe ser garante del proceso de escolarización. Ahora mismo, yo no me hago responsable, no puedo decir que sea garante", explica Marisa Pascual del sindicato CSI-F y miembro de la comisión de garantías.

Esta comenta que este año no se les ha dado tampoco el número de reclamaciones que ha habido ni se les ha comunicado si ha habido denuncias de fraude en algún centro. "Siempre hemos asignado las plazas escolares contando con toda la información y nunca ha habido problemas. No entendemos muy bien por qué este año se ha optado por mantenernos al margen", comenta otro de los componentes de la comisión de garantías que prefirió no dar su nombre.

¿Qué ha cambiado este año?

Por primera vez, el proceso de reparto de colegios se ha hecho con un sistema informático que maneja distintas variables. En un ordenador se han introducido la lista de niños sin plaza y sus direcciones. La máquina ha buscado la escuela con plazas libres más próxima a la vivienda de cada uno y les ha adjudicado un puesto. Hasta ahora, esto lo hacía manualmente la comisión de garantías.

"Confiamos en este procedimiento", aseveró José Antonio Pérez Guillén, representante de la federación de padres Fecapa. Este apuntó que en la reunión que ayer mantuvo la comisión de garantías con la Administración sí se hicieron comentarios sobre los pocos datos que ha recibido el organismo. Entre las razones dadas se apuntó, por ejemplo, que cuando se daba información esta acababa filtrándose a los medios, señalaron otras fuentes de la comisión.

Etiquetas