Zaragoza

POLÉMICA POR EL HORARIO ESCOLAR

Muchas razones para el 'no' y alguna para el 'sí'

.

Muchas razones para el 'no' y alguna para el 'sí'
JOSé MIGUEL MARCO

No era ni domingo ni jornada electoral, pero muchas familias del colegio público Eugenio López y López acudieron ayer a votar. La consulta la había organizado la Asociación de Madres y Padres (AMPA) para decidir si sus representantes en el consejo escolar del centro apoyan el cambio de horarios que han propuesto los profesores, y el resultado no dejó lugar a dudas.

En la votación participaron el 51,5% de las familias, y el 81,5% de los sufragios emitidos se posicionaron en contra de adelantar media hora el final de las clases de la tarde. Por eso en el 'sondeo a pie de urna' realizado por este periódico fueron pocos los padres que dieron razones para el 'sí'.

Algunos, como el matrimonio formado por Carlos Losilla y Beatriz García, no se cortaron. "Lo que quieren los profesores es salir antes", dijeron tajantes. No obstante, los argumentos más repetidos fueron dos: los problemas para recoger a los niños y la necesidad de que los escolares sigan teniendo tres horas para comer.

"Mi mujer entra a trabajar a las cinco y yo salgo a las cuatro y media, así que el nuevo horario me vendría fatal -comentó Antonio Pujol-. Además, a la niña le cuesta comer, así que si le quitan media hora habrá días que vaya a clase con la comida en la boca". Blanca López, madre de dos escolares del centro y miembro de la AMPA, explicó que ella vive a media hora del colegio.

"Mis hijos comen en casa, pero tardan una hora en ir y volver y muchos días van justos -comentó esta mujer-. Si nos quitan media hora más, me obligarán a llevarlos al comedor o a que salgan por la puerta masticando".

Natividad Román, por su parte, reconoció que la decisión no le afectaba mucho. "Mi hija es mayor y solo le queda un año de colegio -señaló-. No obstante, he votado en contra porque a las monitoras del comedor les harían una faena". Junto a ella, Elena Gutiérrez explicaba que había votado a favor del cambio, pero admitía que si tuviera hijos pequeños su postura habría sido distinta.

"La conciliación es para poder tener a los hijos en casa, por eso me parece bien que salgan antes", comentaba por su parte Víctor Trasobares. Su amiga Pilar Sánchez Ruiz opinaba lo mismo. "Tres horas para comer es demasiado, y luego, cuando salen, no les da tiempo para nada", criticaba.

Etiquetas